Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Wert lleva al Consejo de Ministros la reforma educativa y el decreto de becas

José Ignacio Wertcuatro.com

Para comenzar en julio a debatir con la comunidad educativa para que la reforma se apruebe en otoño

El lunes, el ministro de Educación ha citado a los sindicatos de enseñanza

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, llevará este viernes al Consejo de Ministros las líneas generales de la reforma educativa, para así comenzar en el mes de julio el proceso de debate y reflexión con la comunidad educativa para que dicha reforma sea aprobada en otoño. El lunes ha citado a los sindicatos de enseñanza.
Asimismo, el Consejo estudiará mañana el Real Decreto de Becas por el que se modificarán los requisitos para acceder y conservar las ayudas públicas para los estudios universitarios --grados y másteres--, así como para Bachillerato y Formación Profesional.
El guión de la reforma lo presentó este miércoles la secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Montserrat Gomendio, en la Comisión de Educación del Congreso de los Diputados, donde indicó que se trata de "meras propuestas", como es el aumento de las horas lectivas de Matemáticas, Lengua, Ciencias e Inglés, pues las tres primeras son las que se evalúan en PISA.
También anunció que la vía hacia la Formación Profesional se va a adelantar a tercero de la ESO, a través de asignaturas optativas, para que en cuarto los itinerarios hacia la FP o el Bachillerato estén "bien diferenciados". Con ello, dijo, el ministerio pretende reducir el abandono y el fracaso escolar y que un mayor número de alumnos se dirija hacia la FP de grado medio.
La secretaria de Estado habló en todo momento de cuarto de la ESO como un 'curso de iniciación' obligatorio, pero no de convertirlo en primero de Bachillerato para que este ciclo sea de tres años, como inicialmente se dijo en el anuncio de la reforma educativa tras la toma de posesión del Ejecutivo de Mariano Rajoy.
Otra de las líneas generales de la reforma es la puerta en marcha de evaluaciones al final de cada etapa y a nivel nacional para que estudiantes, padres y profesores conozcan los niveles de exigencia de los distintos ciclos y permita comparar con el mismo baremo el rendimiento de los alumnos y los centros.
El Ministerio de Educación quiere impulsar la autonomía de los centros educativos, así como su especialización, aunque estarán obligados a una rendición de cuentas. También plantea que los directores tengan un mayor liderazgo a la hora de gestionar los centros.
El Estatuto del Docente, en el que se incluirá el refuerzo de la autoridad del profesorado y el diseño de la carrera profesional de este colectivo, es otro de los proyectos del departamento de Wert, que pretende presentar a finales de año, al igual que el informe de expertos sobre la reforma universitaria.