Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vive recluido en un garaje comiendo basura

Una familia inglesa ha retenido durante dos meses a un hombre deficiente en el garaje de su casa a base de golpes y patadas. En una ocasión casi llegan a ahogarle. Abusaron de su deficiencia mental y con amenazas redujeron su voluntad y que viviera en el garaje alimentándose de las basuras. Le dijeron que no huyera porque le matarían y el miedo a morir fue más fuerte que el dolor. Así, este joven de 34 años soportó dos meses hasta que un vecino denunció a la familia por otra agresión. La policía halló al hombre en la casa. Ahora serán ellos, el padre, la madre y el hijo de 19 años, lo que entren en otra prisión.