Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Villares reconoce que la constitución de En Marea "condicionó" su resultado y se marca el objetivo de 2020

Descarta que las familias de Podemos "dificulten" el funcionamiento del grupo y avanza habrá una segunda asamblea antes de final de año
El candidato de En Marea a la Presidencia de la Xunta, Luís Villares, ha reconocido la "insatisfacción" de no poder alcanzar responsabilidades de gobierno, pero ha agradecido que la "ciudadanía gallega" les haya dado la oportunidad de ser "segunda fuerza" política en el Parlamento y "liderar claramente la oposición".
Con todo, Villares, que niega que se manejasen mal las expectativas de En Marea porque al ser un proyecto "nuevo" era "imposible de medir demoscópicamente", ha reconocido, en el ámbito de lo que "pudo fallar", que les ha "faltado tiempo" y se ha marcado como objetivo la siguiente legislatura, la que comenzará (si se cumplen los cuatro años) en 2020.
"Sabemos que la constitución de la organización política y la convocatoria apresurada de las elecciones del PP fue algo que condicionó mucho la capacidad de hacer llegar nuestro mensaje a los medios y sociedad", ha esgrimido en declaraciones a los medios este lunes Villares, después de que el partido fuese aprobado el 30 de julio --tras un proceso convulso--, apenas unos días antes de que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, disolviese el Parlamento para la cita electoral del 25 de septiembre.
Preguntado por si considera que las diferencias exhibidas en redes sociales por el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y su secretario político, Íñigo Errejón, influyeron negativamente en el resultado, Villares lo ha descartado. A su juicio, ese debate fue interno de una organización política y "por lo tanto, no era En Marea" y no "afectaba en particular" al partido resultado de la confluencia.
Villares atribuyó el resultado, además, a la "falta de capacidad de colocar los mensajes en los medios de comunicación" a que no se le dio el espacio de AGE, formación de que la que se considera "en parte heredera" En Marea. Y preguntado por si echó en falta más peso de un discurso nacionalista, ha vuelto a fijar el problema en la "falta de tiempo".
De todas formas, Luís Villares ha insistido en que En Marea es un proyecto político "serio y solvente" y de "futuro": "Vinimos para quedarnos", ha aseverado en declaraciones a los medios en un receso de la reunión de la coordinadora del partido, que tiene pendiente ahora la consolidación como proyecto político tras la asamblea constituyente del pasado 30 de julio.
El candidato de En Marea ha confiado en que "de aquí en adelante" se pueda consolidar el proyecto y convertirse en una opción "mayoritaria" en la ciudadanía gallega, con la mirada puesta en los siguientes cuatro años.
"DERECHOS SOCIALES Y DIGNIDAD NACIONAL"
En su intervención, el cabeza de cartel de En Marea ha explicado que la oposición que ejercerá el grupo parlamentario girará en torno a la "defensa de los derechos sociales, de la dignidad nacional de Galicia en el ejercicio del autogobierno".
La mayoría del PPdeG la explica Villares en la "falta de capacidad" de En Marea para explicar su proyecto. "Somos conscientes de que nos faltó ese tiempo y tenemos la convicción de que si hubiésemos tenido ese tiempo, esa mayoría no sería la que resultó, y ahora nos toca es incidir en construir la organización para poder llegar a todos las esquinas del país de cara a 2020".
Villares, que se ha comprometido con el proyecto para los próximos cuatro años con un "he venido para quedarme", ha señalado, con respecto a la construcción de la organización, que "ahora corresponde asentar el trabajo realizado durante estos meses". En este sentido, ha apuntado que la campaña electoral "fue un buen escenario de pruebas" para constatar la existencia de ese espacio.
Aunque todavía no hay un calendario concreto, ha indicado que ahora habrá que convocar una nueva asamblea que se aguarda que sea de aquí a finales de año.
GRUPO PARLAMENTARIO
Sobre la composición del grupo parlamentario, con buena parte de sus miembros procedentes de Podemos, pero de varias sensibilidades de la formación morada (como la propia secretaria xeral de Podemos Galicia, Carmen Santos, frente a otros nombres como la número dos por A Coruña, Luca Chao), Villares ha descartado que esta situación repercuta en el funcionamiento en el hemiciclo gallego.
"En absoluto. El 100% de los parlamentarios de En Marea son parlamentarios de En Marea. Por lo tanto, la dinámica de trabajo interno es única y exclusivamente en relación a la organización política en la que están integrados que es En Marea", ha subrayado Villares, quien ha dicho que "en consecuencia", derivado de ello no hay "ningún tipo de dificultad".