Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

López Viejo ironiza sobre si la Comunidad de Madrid contrató con Correa por recibir un monopoly en Navidad

Subraya que el 'kit' diseñado exclusivamente para Aguirre "no existe" porque no se llegó a realizar
El ex viceconsejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid Alberto López Viejo ironizado este miércoles ante el tribunal de la Audiencia Nacional que le juzga por los primeros años de actividades de la trama Gürtel (1999-2005) si la Comunidad de Madrid decidió seguir contratando con las empresas del presunto 'cabecilla' de la red, Francisco Correa, después de que éste regalase por Navidad a altos cargos de la región un albornoz, una invitación a un spa y un monopoly personalizado.
"¿Mandar un monopoly es para seguir manteniendo contratos entre la administración y el proveedor? Yo, de verdad*", ha contestado gestualizando incomprensión ante la pregunta de la fiscal Concepción Nicolás que ha querido saber si era un tipo de atención especial para continuar la relación comercial.
Según ha explicado, en 2004 recibió por parte de una de las empresas de la trama, gestionada por Isabel Jordán, un albornoz promocional "verde pistacho" --de la talla M, ha concretado-- y un bono para spa en Majadahona (Madrid) --que no consumió, ha dicho_ por el valor de unos "50 euros". Estos obsequios también fueron enviados a otras 69 personas de la Comunidad de Madrid, entre ellas la entonces presidenta de la región Esperanza Aguirre, la actual ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, y "consejeros, viceconsejeros, técnicos, secretarios*", ha asegurado.
"Todos recibíamos el mismo regalo, el mismo regalo que recibían también los proveedores del señor Correa y clientes privados", ha añadido. Al año siguiente estas personas fueron obsequiadas con un monopoly personalizado, a lo cual no ha dado importancia porque, en su opinión, "una cosa es que te mande eso y otra cosa es que te manden otra tipología de regalos". "Era una atención protocolaria, navideña, que lo recibía absolutamente todo el mundo en la Comunidad de Madrid", ha indicado.
López Viejo, que ha iniciado la sesión tras el receso del mediodía pidiendo disculpas a la Fiscalía por instarle en varias ocasiones a que hablase más alto explicando que perdió el oído izquierdo, ha negado, además, haber recibido un regalo más especial de la marca Carolina Herrera por el valor de 470 euros. "Quiero recordar que es un presente que tuvo (Isabel) Jordán con una de mis secretarias porque se casaba", ha dicho al respecto.
LA LEY ESTABLECE LA "CONTRATACIÓN POR LOTES
Por otro lado, el que fuera también consejero de Deportes de la Comunidad de Madrid, que se enfrenta a 46 años de prisión, ha afirmado que desconoce por qué se troceaban las facturas de los actos encargados por la administración regional y ha dicho que eso se debe de preguntar "a quién lo hubiera hecho" porque esa decisión no entraba en el ámbito de sus competencias.
Es más, se ha dirigido directamente al tribunal para decirle que le hubiese gustado que en este procedimiento hubiese habido una "mayor participación de todos los funcionarios que ha participado en la tramitación de estos actos". No obstante, ha apuntado que en la ley de contratación de Administraciones Públicas permite el fraccionamiento porque la normativa habla de "contratación por lotes".
La fiscal ha insistido en la preferencia de la Comunidad de Madrid en adjudicar servicios a las empresas de Correa y le ha inquirido sobre cómo se podía garantizar la libre concurrencia y la publicidad de los contratos públicos si sólo se lo trasladaban a un grupo de empresas. López Viejo ha contestado que "de un día para otro no se podía sacar un concurso público" pero que tampoco se puede hacer uso de un "procedimiento ortodoxo normal" si hay que sacar adelante un acto "en 48 horas".
López Viejo ha concluido que "personas con más autoridad y conocimiento" que él han demostrado que la contratación de la Comunidad de Madrid era "correcta", lo cual, ha asegurado le deja "absolutamente tranquilo".
El 'KIT DE LA PRESIDENTA' NO EXISTE
Aunque ha recalcado que en "la práctica totalidad de las facturas que obran en la causa no están firmadas por mí", a no ser que un acto en concreto dependiesen de su consejería, la fiscal le ha mostrado un correo electrónico que envió el exmandatario 'popular' a la gestora de las empresas de Correa, Isabel Jordán, describiéndole las características del denominado 'kit de la presidenta'.
Este 'kit' era un paquete diseñado exclusivamente para la expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre que consistía en atriles, traseras, iluminación --factor importante debido a la "fotosensibilidad más que notable" de la ex líder de los 'populares' madrileños, ha dicho--y escenario. El objetivo era, además de "abaratar costes", que todos los actos de Aguirre tuviesen un "elemento común", una "cierta homogeneidad" y ninguna "distorsión", ha explicado, al tiempo que ha precisado que sólo hablaba con ella si había algo que no le gustaba.
Sin embargo, ha destacado que el 'kit de la presidenta' "no existe, para que quede claro" porque finalmente no se pudo hacer finalmente debido a la "tipología" de los actos, es decir, de los distintos lugares en los que se realizaron.
Preguntado por si las relaciones entre la Comunidad de Madrid y las empresas de Correa se vieron alteradas por la publicación de un artículo periodístico en las que se comenzaba a destapar las irregularidades de la Gürtel, López Viejo ha tachado esta noticia de un "auténtico desastre" por narrar incorrecciones.
Ha afirmado que mantuvo "una pequeña conversación de tres minutos" al respecto con Aguirre, en la que él le trasladó que "no había ningún tipo de problema" porque no había ninguna denuncia, "ni nada extraño" sobre el tema. Así, ha destacado que las empresas de Correa siguieron trabajando con la comunidad hasta 2007.
CUESTIONES DE CREDIBILIDAD
El exviceconsejero de la Comunidad de Madrid, que ha matizado en varias ocasiones que no es lo mismo la contratación que el encargo, ha repetido en numerosas ocasiones durante su declaración que nunca recibió ningún tipo de comisión ni de Correa ni de nadie relacionado con la trama Gürtel, "ni por los actos ni las adjudicaciones de limpieza".
Una de las veces que lo ha dicho ha sido cuando la fiscal le recordaba que en una de las grabaciones del denunciante y exconcejal de Majadahonda (Madrid), José Luis Peñas, se escucha al 'cabecilla' de la red decir que "Albertito" --en referencia a López Viejo-- se "llevaba una pasta por cada acto".
"Creo que ha quedado acreditado que las grabaciones de Peñas, no dudo que con buenas intenciones, han sido manipuladas por él mismo", ha subrayado López Viejo recordando que el exconcejal admitió que borró alguna de las conversaciones obtenidas. "Que estén manipuladas no significa que no sirvan, es un problema de credibilidad que resolveremos en sentencia", ha manifestado el presidente del tribunal, Ángel hurtado.
También ha sido preguntado por qué el presidente de Sufi, Rafael Naranjo --cuya causa está archivada por sufrir una demencia sobrevenida-- reconoció en instrucción haber pagado una comisión por adjudicación de un servicio de limpieza en Madrid, a lo que López Viejo ha apuntado que, a su juicio, esta persona no debería comparecido debido "a su edad, enfermedad y situación personal". "Si es una cuestión de credibilidad, ya veremos si nos lo creemos o no", ha dicho Hurtado instando al Ministerio Público a manifestar la siguiente cuestión.
Asimismo, no ha reconocido ningún apunte supuestamente relacionado con él en la contabilidad de Correa como el documento denominado 'Cuenta ALV' en la que se anotó entregas y pagos presuntamente a López Viejo. El acusado se ha remitido a las declaraciones de otros de los acusados en la que explicaron que usaron su nombre para "identificar a la Comunidad de Madrid", ya que era el "coordinador y supervisor" de los eventos de la región.