Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Varios heridos en el derribo descontrolado de la cruz franquista de Larrabetzu

De la celebración al desastre y casi a la tragedia.
La cruz de Gaztelumendi, levantada en el 37 por los franquistas en la cima del monte, ha caído, fuera de lo previsto, de frente y no de lado. A pesar del cordón de seguridad de 10 metros, 6 personas, entre ellas un niño, han resultado heridas.
Dos mujeres se han llevado la peor parte y podía haber sido mucho más grave viendo la caída del terreno.
Allí mismo, sobre la tierra, se les ha practicado los primeros auxilios: calmantes y torniquetes de urgencia, antes de ser trasladadas al hospital.
Los vecinos llevaban años esperando este momento. Habían intentado tirar por su cuenta la cruz, de 50 toneladas y 10 metros de altura. Explosiones con artefactos caseros y retiradas piedra a piedra, hacían ya peligrar los cimientos.
En la zona se han encontrado al menos 3 fosas republicanas gracias al metal de los cuerpos. Lo que se pretende ahora es transformar la cruz en un pedestal con una placa informativa, a la que hoy se añade esta desgraciada anécdota.