Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vara dice que en las primarias "todo es posible" y recuerda que a los actos van también no militantes

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha admitido este viernes que el proceso de primarias del PSOE "es un proceso abierto en el que todo es posible".
Vara se ha expresado así preguntado sobre si los partidarios de Susana Díaz están preocupados por su candidatura y por la afluencia a los actos de su contrincante Pedro Sánchez. El extremeño ha respondido que los actos no se miden por el número de asistentes, porque están abiertos a militantes y no militantes.
En todo caso en una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press, ha dicho que él vio "la cantidad" de personas que acudieron al acto de Díaz en su comunidad, pero que él está centrado en su trabajo y no en cuánta gente va a los actos o en si son o no militantes.
Preguntado si estaría dispuesto a volver a la 'cohabitación' con Pedro Sánchez, ha dejado claro que "si gana es porque los militantes del PSOE lo han decidido y eso está por encima de cualquier otra consideración", y no ha querido entrar en la hipótesis de que Sánchez acabe con los actuales 'barones', afirmando que eso es algo que se verá a partir del Congreso.
APUESTA POR UN PARTIDO TRANSFORMADOR, PERO MODERADO
Según ha dicho, él ha hecho "todo lo posible por intentar que el PSOE no pierda nunca su perspectiva" y que aspire a ser "un partido de mayorías transformador, modernizador y de cambio, pero moderado, como ha sido a lo largo de la historia".
Si se impone otra cosa, ha añadido, será "una responsabilidad de los que dirijan el partido a partir de entonces". "Yo lo lamentaría, pero no me quedaría otra que aceptarlo", ha asegurado.
Vara considera que el proceso del PSOE es lo más abierto que se ha atrevido a hacer ningún partido, y tiene el riesgo "indiscutible" de que puede abrir "una brecha grande dentro del PSOE".