Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vara cree que la reforma constitucional sólo se hará cuando gobierne el PP porque los 'populares' no apoyarían al PSOE

El presidente extremeño y Pablo Casado coinciden en que imputación no es ser culpable y defienden apartar a sospechosos al abrir juicio oral
El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha augurado que una reforma de calado de la Constitución sólo saldrá adelante cuando gobierne el PP, ya que considera que si es el PSOE el que está al frente del Ejecutivo los 'populares' no apoyarían una iniciativa de este tipo y al contrario los socialistas sí.
Vara ha querido dejar claro que cualquier reforma de la Carta Magna, ya sea parcial o profunda, requiere el apoyo de los dos grandes partidos, pero opina que si los socialistas son los que la impulsan desde el Gobierno, el PP no les apoyaría. Sin embargo, ha afirmado que si los 'populares' son los que llevan la iniciativa desde el Ejecutivo, el PSOE se sumaría a esta reforma.
"Hay que hacer la reforma constitucional gobernando vosotros, porque si no gobernáis, no la vais a apoyar", ha dicho el presidente extremeño al vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, durante las jornadas 'La Regeneración de nuestra Democracia', organizadas por la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP) y la Fundación Universitaria San Pablo CEU, en las que ambos han participado junto al vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas.
UN EDIFICIO SIN PROYECTO
Vara ha destacado su convencimiento de la necesidad de una reforma de calado de la Constitución, ya que considera que en la Transición no se completaron las reformas que hacían falta en España. "Hemos hecho el edificio sin proyecto y ahora hay que acabar el proyecto para terminar el edificio", ha explicado.
El líder de los socialistas de Extremadura ha puesto varios ejemplos por los que, a su juicio, habría que abordar la reforma constitucional: para que el Senado sea una verdadera Cámara territorial y para solucionar el problema catalán.
Por su parte, Pablo Casado se ha mostrado más cauto, ya que considera que "la pregunta que hay que hacerse es si hay mimbres para un consenso" sobre una reforma de la Carta Magna y si el momento actual es el adecuado. "¿Está España como para abrir en canal un sistema que ha funcionado?", ha resaltado.
El dirigente 'popular' no se cierra a acometer esta reforma, pero opina que quien quiera iniciar un proceso así debe tener muy claro adónde quiere llegar y ha remarcado que, de momento, "no hay una posición clara" al respecto.
MODIFICACIONES NO TAN PROFUNDAS
Además, considera que se pueden hacer modificaciones en la Carta Magna "sin necesidad de una reforma tan profunda". "Se pueden hacer reformas como ya se han hecho en el pasado, pero sabiendo hacia dónde se va. Porque como nos sentemos a reformar la Constitución, no nos levantamos", ha advertido.
Ciudadanos, en cambio, sí es partidario de acometer reformas profundas que lleven a cambios en la Constitución, pero ha avisado contra la creencia de "exhibir la reforma como la solución a todos los problemas de los españoles", pues no es una "fórmula mágica".
"Hay que hacer reformas profundas en distintas áreas y si éstas requieren reforma de la Constitución, pues habrá que hacerla. Pero primero vamos a ver qué problemas hay que solucionar", ha sugerido José Manuel Villegas.
Vara, Casado y Villegas también han debatido sobre cuándo es el momento oportuno para apartar a un político sospechoso de corrupción, al ser investigado por el juez o al abrirse juicio oral en su contra. Los dirigentes 'popular' y socialista han coincidido en que una imputación no es ser culpable y por eso defienden la opción de juicio oral.
CUANDO TE IMPUTAN, ESTÁS CONDENADO
El presidente extremeño ha lamentado que la mera imputación ya suponga una culpabilidad para la opinión pública. "Cuando te imputan, estás condenado. Ante la opinión pública, la palabra imputado ha hecho tantísimo daño que la gente piensa que todos somos iguales. Cuando te imputan, te puedes dar por muerto" políticamente, ha señalado.
Sin embargo, Villegas ha discrepado. Aunque ha admitido que puede ser una "exageración" apartar a un político que sólo está investigado, ha afirmado que lo ve justificado: "Si ahora toca exagerar es porque se ha exagerado con la impunidad. A todos nos va a tocar asumir una injusticia en nuestra propia carne", ha explicado, al tiempo que ha defendido que todos los partidos deberían acordar un "pacto nacional" para que todos tuvieran un "criterio claro y común".
Los tres dirigentes también han discrepado en lo que respecta a la elección de los miembros del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Aunque se han mostrado de acuerdo en acometer una profunda reforma de la Justicia, Vara y Casado se han mostrado favorables a que los integrantes del órgano de gobierno de los jueces sigan siendo elegidos por las Cortes Generales, por ser ahí donde reside la soberanía nacional.
Mientras Vara ha aceptado que se puedan introducir ciertas "limitaciones" en esta elección, el vicesecretario de Comunicación del PP ha asegurado que "en España hay plena separación de poderes y los jueces son absolutamente independientes a la hora de impartir sentencia", de modo que no ve relación directa entre esto y la elección de los miembros del CGPJ.
Pero el vicesecretario general de Ciudadanos cree que deben ser los propios jueces los que decidan quiénes quieren que sean sus representantes con el objetivo de eliminar que los "tentáculos" de los partidos "lleguen a sitios que no les tocaba".