Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Urkullu justifica su ausencia en la cumbre de Presidentes en que debe haber "bilateralidad"

Espera "empatía, disposición al dialogo y capacidad de respuesta" en la reunión que mantenga con Rajoy y desvincula los PGE de los vascos
El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha justificado su ausencia en la Conferencia de Presidentes Autonómicos que se celebró en Madrid este pasado martes, ya que, a su juicio, en base a la "singularidad" del autogobierno vasco, debe haber una relación "bilateral" de Euskadi con el Estado y no una "recentralización" como la que se está produciendo.
Además, ha asegurado que espera "empatía, disposición al dialogo y capacidad de respuesta" en la reunión que mantenga con Mariano Rajoy, aún pendiente de poner fecha, y ha desvinculado una eventual negociación de los Presupuestos Generales del Estado de la de las cuentas públicas vascas.
En una entrevista concedida a la Cadena SER, recogida por Europa Press, Urkullu ha destacado que en la cumbre de Presidentes no se abordó "el modelo de Estado territorial, el problema de Estado" que existe "en relación al modelo territorial".
Además, considera que, con su ausencia, "es respetuoso con unas generaciones que participaron en la negociación de un pacto estatutario con el Estado español y con una sociedad vasca que hace 38 años participó en un referéndum, a diferencia de otras comunidades autónomas, por eso lo del 'autogobierno singular', y que refrendó un Estatuto pactado".
"En el año 2017 no hay una relación bilateral entre el Gobierno español y el vasco en lo que fue el pacto de Estado del Estatuto de Autonomía de 1979, y no hay respuesta a las cuestiones planteadas por el lehendakari en cuatro años al presidente español", ha apuntado. Asimismo, ha dicho que no solo "no hay respuesta, sino que hay un ejercicio de recentralización".
Iñigo Urkullu ha recordado que, en la Conferencia de Presidentes, se han analizado cuestiones como financiación autonómica y política fiscal, en las que Euskadi "nada tiene que ver con el resto de comunidades autónomas".
Asimismo, ha señalado que hubo temas "que se abordan más normalmente en las conferencias sectoriales", y algunos que pueden parecer "asuntos de Estado, pero en modo alguno responden al ámbito competencial" vasco.
El lehendakari ha asegurado que la decisión que adoptó de no asistir a la cumbre fue "muy meditada" y ya se lo comunicó el 16 de diciembre en una "larga, extensa y con contenido" carta al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.
"Obtuve una respuesta más de diez días después, sin tampoco compromiso por parte del presidente del Gobierno español concreto en cuanto a las cuestiones, los asuntos de Estado que yo le he venido manifestando los cuatro años anteriores y ante los que no he obtenido respuesta", ha manifestado.
Ha rechazado que él coloque a otras comunidades autónomas en "un escalón inferior" al no acudir a la Conferencia, y ha explicado que respeta el encuentro "y profundamente", además, lo que representa cada presidente de las comunidades autónomas. "De la misma manera, espero que respeten lo que yo represento, a una institución, a una sociedad y a un autogobierno singular, así conceptuado en la propia Constitución Española", ha indicado.
Por ello, ha señalado que su ausencia "no impide lo que pueda ser una participación de la Comunidad Autónoma Vasca y del Gobierno vasco en las conferencias sectoriales o en las comisiones bilaterales de cooperación".
REUNIÓN CON JAVIER DE ANDRÉS
El lehendakari ha afirmado que todavía no hay fecha para reunirse con Mariano Rajoy, pero ha confirmado que este jueves mantendrá un encuentro con el delegado del Gobierno en el País Vasco, Javier de Andrés.
En todo caso, ha rechazado que la cita con De Andrés sea para preparar la entrevista con Rajoy. "Me reúno mañana porque el delegado del Gobierno español ha solicitado una reunión conmigo, y yo le atiendo. En principio, es una reunión que yo entiendo que es de cortesía. Estoy encantado de recibir a cualquiera que me solicite una reunión", ha asegurado".
Javier de Andrés tomó posesión de su cargo la pasada semana, en sustitución de Carlos Urquijo, y en el acto no estuvo presente el lehendakari.
ENCUENTRO CON RAJOY
El lehendakari ha destacado que, en la entrevista que mantenga con el presidente del Gobierno del PP, hará una defensa del autogobierno y le planteará que se analice "el estado de los asuntos, incluso de aquellos que puedan ser de Estado".
Urkullu ha recordado que la primera reunión que mantuvo con Mariano Rajoy fue en enero de 2013 y en total han tenido cinco, la última el 15 de septiembre de 2014, en la que le planteó como plazo hasta el 31 de diciembre para que le diera respuesta a todas las cuestiones que había puesto sobre la mesa.
En este sentido, ha recordado que le había propuesto algún tema de los que se trataron ayer en la Conferencia de Presidentes, como la tasa de reposición, "no para personal o para funcionarios de determinados servicios, sino incluso para garantizar la estabilidad del personal laboral interino en las Administraciones Públicas".
"He venido planteando cuestiones que tienen que ver con lo que es la defensa del Estatuto y su cumplimiento o incumplimiento. Hay más de 30 materias y funciones pendientes de ser transferidas a la Comunidad Autónoma Vasca desde el año 1979", ha manifestado.
Además, ha transmitido a Rajoy que no se puede "seguir en la dinámica de recentralización, con más de 30 recursos planteados al Tribunal Constitucional ante decisiones del propio Parlamento y el Gobierno vasco".
"He mantenido con el presidente del Gobierno español la necesidad de políticas de Estado en cuanto a modelo de Estado, en cuanto a paz y convivencia, en cuanto a profundización y desarrollo del autogobierno, en cuanto a los que es la proyección también de nuestra realidad en un contexto social, cultural, económico, político diferente, como es el del año 2013 al 2016 en comparación con lo que fue el año 1979, e incluso mirando a lo que es la UE", ha añadido.
El presidente del Gobierno vasco espera que Rajoy le escuche "con empatía y disposición al dialogo", como ha asegurado en la prensa que hará. Además, le ha reclamado "capacidad de respuesta".