Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Urkullu muestra su "disposición absoluta" para avanzar en el desarme de ETA desde la "lealtad" al Gobierno central

Considera un "avance" que los propios presos puedan decidir su "recorrido personal" de cara a los beneficios penitenciarios y su reinserción
El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha defendido la "disposición absoluta" del Gobierno vasco para avanzar en el desarme de ETA, desde la "lealtad" al Ejecutivo central y ha añadido que ese proceso "no puede quedar en la impunidad". Por otra parte, ha considerado un "avance" que los propios presos puedan decidir su "recorrido personal" de cara a los beneficios penitenciarios y su reinserción en la sociedad.
En una entrevista a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Urkullu ha recordado que sigue reivindicando un proceso de normalización en la convivencia de la sociedad vasca, para lo cual, considera necesario abordar entre el presidente del Gobierno español y el lehendakari y entre ambos gobiernos, además de otras instituciones vascas un "final ordenado de la violencia".
En ese proceso, según ha explicado, entra, desde "el desarme total verificable" hasta la política penitenciaria, la atención a las víctimas y la memoria".
Preguntado por quién debería hacer el inventario de las armas que le quedan a ETA y recuperarlas, Urkullu ha recordado que, en esta legislatura, ha retomado el plan de desarme que el Gobierno vasco presentó en diciembre de 2014, en el que, según ha recordado, participarían desde agentes internacionales, de cara a la verificación del proceso de desarme, hasta las instituciones vascas y los agentes sociales.
"Nuestra disposición es absoluta, desde una lealtad con el Gobierno español, sabiendo de lo que hablamos cuando hablamos de un proceso de desarme que no puede quedar en la impunidad", ha agregado.
Por otra parte, respecto a la reflexión de EPPK que acepta que los presos utilicen cauces legales para lograr su excarcelación pero sin que haya "arrepentimiento ni delación", ha afirmado que le parece "un avance el planteamiento de que los propios presos puedan decidir, cada uno de ellos, que es lo que quieren hacer en su recorrido personal de cara a una política penitenciaria que les corresponde también a ellos en cuanto a acogimiento de beneficios penitenciarios o no y de cara a una posible reinserción en la sociedad vasca".
Urkullu ha recordado que hay tres "referencias a tomar en consideración" que se plantearon en la legislatura pasada y que pueden servir "de base" para la actual, como son el plan Zuzen Bidean, la reinserción de los presos en la sociedad mediante el programa Hitz-eman y el plan de desarme.
Por último, Urkullu ha indicado que en el viaje que tiene previsto hacer esta semana a Roma también mantendrá encuentros en los que abordará con la Comunidad de San Egidio, sus experiencias de trabajo en mediación para lograr la paz en países en conflicto.