Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Urkullu: "Ni la Justicia puede avalar intereses políticos, ni la política usar la Justicia como negación del diálogo"

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha asegurado que, aunque la justicia "debe ser aliada" de la política, "ni la Justicia puede avalar intereses políticos, ni la política utilizar a la Justicia como instrumento de negación o anulación del diálogo político".
El presidente del Gobierno vasco ha realizado estas declaraciones el mismo día en la que la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, haya sido citada a declarar este viernes en el Tribunal Superior catalán por un presunto delito de desobediencia al haber permitido votar las conclusiones de la comisión de estudio del proceso constituyente en el pleno de la cámara catalana.
Además, esta misma semana el Pleno del Tribunal Constitucional ha acordado tramitar la petición del Gobierno de que se anule la resolución del Parlament, que aprobó la celebración de un referéndum por la independencia en 2017.
Durante su intervención en la jornada conmemorativa del 80 Aniversario de la Comisión Jurídica Asesora de Euskadi-COJUA, que se desarrolla en Bilbao, el presidente del Ejecutivo vasco ha manifestado su convicción de que este órgano es "una institución de plena actualidad" porque "representa el valor de la garantía y la seguridad en términos jurídicos".
"Representa que la exigente tarea de gobernar se sienta siempre arropada por un foro profesional de primer nivel, que agrega, al servicio público, la misión de buscar la objetividad y el respeto a la legalidad", ha manifestado.
Para Urkullu, ello supone "saber y poder trabajar por Euskadi y su ciudadanía con plenas garantías". A su juicio, la justicia "debe ser siempre aliada de la política, pero "ni la justicia puede avalar intereses políticos, ni la política utilizar a la justicia como instrumento de negación o anulación del diálogo político".
"Son caminos paralelos que realizan el mismo recorrido, pero que nunca se entrecruzan. Sólo así podremos preservar la democracia. Sólo así podremos profundizar en la credibilidad social de las instituciones", ha asegurado.
(Habrá ampliación)