Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Urkullu se reunirá este lunes con la Ejecutiva del PNV antes de ponerse en contacto con los partidos

Reitera la apuesta de Euskadi por la "estabilidad" como premisa para conseguir el "crecimiento vasco"
El lehendakari, Iñigo Urkullu, se reunirá con la Ejecutiva de su partido antes de ponerse en contacto con el resto de formaciones políticas tras las elecciones de este pasado domingo. Además, ha reiterado la "apuesta" de Euskadi por la "estabilidad" como premisa para conseguir el "crecimiento vasco".
De forma previa a una visita cursada a la empresa Bombardier, ubicada en Trapagaran (Vizcaya), dedicada a la fabricación de tecnología ferroviaria, un día después de las elecciones autonómicas que han otorgado al PNV 29 escaños, Urkullu ha felicitado a la sociedad vasca y ha indicado que, tras las elecciones, "hoy, otra vez al trabajo". "Volvemos a la rutina", ha añadido.
El lehendakari, que ha iniciado su jornada de este lunes a las seis de la mañana y, antes de acudir a Trapagaran, ha trabajado en Lehendakaritza, ha asegurado que todavía tiene "muchos mensajes por responder". Urkullu ha admitido que ayer por la noche, tras conocerse los resultados electorales, ya recibió algunas llamadas, aunque no ha precisado de quién.
Preguntado por si llamará al resto de formaciones, ha indicado que su intención es reunirse este lunes con la Ejecutiva del PNV antes de ponerse en contacto con las otras fuerzas políticas. Ante posibles preferencias para hipotéticos acuerdos, se ha limitado a responder que "hablaré con mi partido".
Precisamente, el EBB del PNV se reunirá a partir de primera hora de este lunes para hacer un análisis de los resultados electorales y evaluar la configuración del próximo Parlamento autonómico.
"ESTABILIDAD"
De forma previa, Urkullu, que ha acudido a Trapagaran junto a la consejera vasca de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantxa Tapia, se ha reunido con los directivos de Bombardier, cuya planta ha visitado después.
Durante su intervención, el presidente del Ejecutivo autónomo ha reiterado la apuesta por la estabilidad y la colaboración institucional, "condición necesaria" para la confianza, la inversión y el crecimiento, al tiempo que ha mostrado su apoyo a la industria en los ámbitos de la tecnología, la innovación y la internacionalización.
"Éste es el motor de los servicios avanzados y el conjunto de la actividad económica", ha añadido. A su juicio, la estabilidad y el apoyo a la economía productiva real "son las bases para seguir creciendo y generando oportunidades de empleo".
Asimismo, el lehendakari ha destacado la participación de Bombardier en los programas de formación especializada y FP Dual, que son la "vía" para ofrecer una primera experiencia laboral práctica a la juventud y garantizar empleos de mayor calidad, según ha afirmado.
También, ha defendido la colaboración institucional, y la concertación público-privada del "modelo vasco" y ha reiterado su apuesta por la industria y la economía real". "Seguiremos apoyando la tecnología e innovación para generar empleo", ha señalado.
BOMBARDIER
La planta que el grupo canadiense Bombardier tiene en Trápaga desde 2001 cuenta con una plantilla de 180 trabajadores y se dedica a diseñar, ensamblar y suministrar sistemas de propulsión y tracción eléctrica para cualquier tipo de aplicación ferroviaria.
Desde esta planta se suministran algunos de los sistemas de propulsión que equipan las unidades de Metro de Madrid, Metro de Bilbao, los trenes de Cercanías y Alta Velocidad de España y también de Europa.