Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La campaña de Unidos Podemos, con el lema 'La sonrisa de un país'

La campaña de Unidos Podemos, con el lema 'La sonrisa de un país'EFE

Unidos Podemos ha elegido el lema 'La sonrisa de un país' como eje vertebrador de su campaña electoral, con la que Podemos, Izquierda Unida y el resto de formaciones que integran la coalición tratarán de apelar a los sentimientos de sus potenciales votantes para construir un "nuevo país". De hecho, el logotipo conjunto que plasmarán en todos sus materiales electorales incluye un corazón multicolor.

Así lo ha explicado el jefe de campaña de Podemos, Íñigo Errejón, durante la presentación que ha realizado el partido morado en el Real Jardín Botánico Alfonso XIII de Madrid, en la Universidad Complutense, en la que han hecho públicas las líneas maestras de su estrategia electoral.
"Esta es la campaña que puede representar la sonrisa de un país nuevo que se inaugure a partir del 26 de junio" ha explicado Errejón, para añadir que ese "símbolo multicolor" incluido en el logo representa una apuesta por anteponer "el amor y la sonrisa" para conseguir "un país mejor".
"Hay una plataforma patriótica que acude a las elecciones diciendo que hay que sonreir", ha enfatizado, para añadir que, además de enarbolar el "patriotismo" de un "nuevo país", será una campaña "muy coral", ya que se dará protagonismo a todos los actores que forman parte de la alianza, desde IU hasta las confluencias catalana (En Comú Podem), gallega (En Marea) y valenciana (Compromís-Podemos-EUPV).
Campaña histórica
En esta misma línea, el líder de Podemos, Pablo Iglesias , que ha destacado que esta alianza plurinacional se ha constituido ya como "la principal alternativa política al PP". "Eso hace que de nuevo esta campaña sea histórica y por nuestra parte queremos asumir el reto de intentar ganar estas elecciones", ha afirmado.
En esa determinación de ganar las próximas elecciones, Iglesias ha vuelto a tender la mano a los socialistas, a los que se han referido como "la vieja socialdemocracia", ya que, a su juicio, será el PSOE el que en última instancia tendrá que decidir sí sigue gobernando el PP o si se forma tras el 26J un Ejecutivo progresista de coalición.
"Somos la opción más clara para derrotar al PP y nuestro objetivo es claro. Con el PSOE aspiramos a ponernos de acuerdo", ha reafirmado Iglesias, para insistir en que si algo han revelado estos meses es que sólo hay dos opciones, y que el PSOE tendrá que decantarse por una de ellas: "Uno gobierno del PP o uno en el que esté Podemos y en el que nos gustaría que estuviera el PSOE".
Asimismo, Iglesias ha defendido, al igual que ya habían hecho otros portavoces de su partido, que lo que debe contar a la hora de liderar la formación de gobierno deben ser los votos y no los escaños. "Afirmar que los escaños pesan más que los votos sería afirmar que los votos de las personas no cuentan igual", ha criticado.
"Unas elecciones las gana quien más votos tiene. La segunda fuerza más votada es la segunda fuerza más votada, y no vamos a tener ninguna duda a la hora de considerar que el voto de los españoles es igual", ha asegurado, reafirmado que, si sacan menos escaños que el PSOE pero más votos, serán ellos los que reclamen liderar el gobierno progresista de coalición que proponen.
A por el voto mediterráneo e intergeneracional
Los principales dirigentes de Podemos también han explicado que en el camino con el que quieren llegar hacia La Moncloa, Andalucía y las Comunidades del Mediterráneo son claves y "estratégicas" para ganar, así como apelar al voto intergeneracional, es decir, lograr captar el apoyo de los votantes mayores de 55, hasta ahora los más reacios a votar morado.
"Podemos es una fuerza transversal pero si hay una asignatura pendiente tienen que ver con las franjas de edad. Podemos es la fuerza hegemónica de los jóvenes y seguramente donde competimos con más dificultades con el PP es a partir de los mayores de 65. Pensamos que hemos sido capaces de sumar las fuerzas suficientes para que esa tendencia se vaya revirtiendo", ha asegurado, sugiriendo que su unión con IU podría ayudar en este objetivo.