Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Continúa la 'fuga' de candidatos de UPyD, que ya buscan su integración en Ciudanos

Negocianes entre UPyD y CiudadanosEFE

Unión, Progreso y Democracia (UPyD) está sufriendo una fuga constante de 'cabezas de lista' a tan sólo diez días de que finalice el plazo para presentar candidaturas. La mayoría de los disidentes están optando por pasar a formar parte directamente de Ciudadanos o integrarse en una nueva plataforma denominada 'Encuentro' que servirá de canal para negociar con el partido de Albert Rivera.

El próximo día 20 finaliza el plazo para que los partidos registren sus candidaturas ante las juntas electorales y, entre las diversas bajas sufridas, UPyD aún debe nombrar nuevos candidatos autonómicos en Asturias y Aragón. También tiene que buscar sustituto a los dimitidos candidatos a capitales de provincia como A Coruña, Zaragoza, Huesca o Teruel.
Los nombramientos corresponden a los consejos territoriales de la formación y después deben ser ratificados por el Consejo de Dirección nacional, que durante las últimas semanas ya nombró a la sustituta de Toni Cantó en la Comunidad Valenciana, al candidato en Sevilla y estableció gestoras en las comunidades de Andalucía, Castilla y León y Asturias.
La mayoría de quienes abandonan UPyD tienen previsto sumarse a 'Encuentro', una plataforma aún muy difusa que impulsa el que era diputado 'magenta' en Asturias, Ignacio Prendes. Se trataría de un vehículo a través del que negociar un acuerdo con Ciudadanos para las elecciones de mayo, una opción que había sido descartada por los órganos de dirección de UPyD.
Unos de los últimos en anunciar que se suman a este nuevo instrumento han sido los principales candidatos en Aragón, que hicieron pública este jueves su renuncia a las siglas de UPyD tras reunirse con decenas de militantes.
"La gran mayoría" de los participantes en la reunión decidieron adherirse a la Plataforma 'Encuentro', que promueven militantes de UPyD en Asturias, aunque también en Madrid, Galicia, Castilla y León, y otras regiones, según explicó el que era el candidato aragonés, Carlos Aparicio.
En Galicia, tres de los siete miembros de la coordinadora territorial de UPyD en esta comunidad han presentado este viernes su dimisión por discrepancias con la dirección del partido, al entender que deben tenderse "puentes" con Ciudadanos, formación con la que buscarán formar una "coalición" como independientes o a través de la Plataforma 'Encuentro'.
Entre las personas que han presentado su dimisión está el hasta ahora coordinador territorial de UPyD en Galicia, José Antonio de Lorenzo, quien ha dimitido tras siete años de militancia en el partido, cuatro como coordinador local en A Coruña y 16 meses con responsabilidad a nivel autonómico.
En rueda de prensa sobre los motivos de esta dimisión, ha dicho que "para salvar el trabajo" de UPyD entienden que se debían "tender puentes" con Ciudadanos.
"Y el actual consejo no está dispuesto", ha señalado José Antonio de Lorenzo, que ha confirmado que en un total de siete municipios del área de A Coruña y Ferrol sus candidatos renuncian para abrir una negociación con Ciudadanos.
Otras de las bajas anunciadas durante las últimas horas han sido las del candidato a la Alcaldía de Jaén, Luis Serrano, que ha dimitido junto a todo el Consejo Local; y la del diputado en la Asamblea de Madrid Alberto Reyero, que también prevé sumarse a las filas de Albert Rivera.
Este viernes, el coordinador local de la formación magenta en Gijón, Manuel Iñarra, ha anunciado su renuncia a encabezar la candidatura del partido en las próximas elecciones locales y también a su cargo, además de darse de baja del partido. Junto a Iñarra, han renunciado también a sus cargos y a su militancia los otros seis miembros del Consejo Local.
Iñarra, en rueda de prensa en el Centro Municipal Pumarín Gijón-Sur acompañado del resto del Consejo Local --excepto Luis Pertierra que no pudo acudir--, ha asegurado que ha sido una decisión muy meditada que responde al sentir ciudadano de llegar a un acuerdo con Ciudadanos para promover la Tercera Vía en Asturias y en España.
Un paso "muy duro" que, según él, es respuesta a la "cerrazón" del Consejo de Dirección de UPyD a negarse a negociar con Ciudadanos y a las últimas decisiones adoptadas por este. Iñarra, en este sentido, ha incidido en que son "muchas más" las cosas que unen a UPyD con Ciudadanos, y ha aclarado que "por coherencia" no se entendería que dejaran sus cargos y no la militancia.
Respecto a la negociación con Ciudadanos Asturias, ha recalcado que fue este pasado jueves el primer contacto y ha dejado claro que no se trata de repartir cargos y puestos en la lista electoral, sino que lo importante es el proyecto. Eso sí, ha remarcado que a día de hoy descarta afiliarse a otro partido, al igual que el resto de componentes del Consejo.
En cuanto al resto de militantes, de los que en Gijón hay 68 afiliados y 13 simpatizantes, ha señalado que le consta que hay quien tiene intención también de abandonar el partido. Para todos ellos, ha agradecido su esfuerzo y les ha deseado suerte, y en especial para los miembros del Consejo Local, de los que ha señalado, incluido él, que han renunciado a muchas cosas para sacar adelante un proyecto en el que creían.
La dirección intenta transmitir serenidad
Este goteo constante de dimisiones tiene lugar desde el fracaso de las elecciones andaluzas, donde UPyD no llegó al dos por ciento de los votos y se quedó de nuevo fuera de las instituciones autonómicas. El primer paso fueron cuatro bajas en el Consejo de Dirección, entre ellas las de los diputados Irene Lozano y Álvaro Anchuelo. Después dimitió también del órgano de dirección el portavoz en la Asamblea de Madrid, Luis de Velasco.
Mientras, la postura oficial de la dirección es la de transmitir tranquilidad y achacar esta crisis a la normalidad de un partido democrático en el que todos sus miembros pueden hacer públicas sus críticas con naturalidad.
De hecho, sostienen que el debate quedó zanjado en el Consejo Político celebrado el pasado 28 de marzo, cuando la dirección recibió el aval a su gestión y se rechazó de nuevo el pacto con Ciudadanos. Los cambios quedaron entonces aplazados a un congreso extraordinario previsto para después de las elecciones de mayo.
Este viernes, la portavoz de UPyD, Rosa Díez, ha dicho en una entrevista con Onda Cero haberse sentido "engañada" por algunos de sus propios compañeros, a los que ha acusado de trabajar desde el partido en favor de Ciudadanos, y arrimarse "al sol que más calienta".
Dividida en todos los niveles
El mapa de UPyD muestra una formación dividida en todos los estamentos: dos de sus cuatro eurodiputados han sido suspendidos cautelarmente de militancia, el grupo parlamentario en el Congreso está dividido en dos y las federaciones territoriales sufren una fuga constante de militantes y candidatos.
Pese a ello, Rosa Díez ha agradecido durante las últimas horas en diversas ocasiones su compromiso a los candidatos "corajudos" que siguen fieles a las siglas de UPyD y ha presumido de nuevas altas en el partido. "En tres días en Andalucía, 8 solicitudes de alta de afiliados y 46, sí 46, de simpatizantes", ha publicado este mismo viernes en Twitter Rosa Díez.