Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UPyD exige que la Justicia depure todos los delitos de ETA, incluida la destrucción de pruebas de 300 asesinatos

La eurodiputada de UPyD, Maite Pagazaurtundúa, ha exigido este lunes que la Justicia depure todos los delitos de la banda terrorista ETA, incluida la destrucción de pruebas durante la "operación mediática de lo que han llamado 'desarme', así como la construcción de falsos zulos para evitar las investigaciones policiales".
En un comunicado, Pagazaurtundúa ha celebrado la petición de Comisión rogatoria a Francia presentada por Covite ante la Audiencia Nacional para la extradición de los implicados en la entrega y destrucción de armas de ETA en la localidad gala de Luhuso el pasado 16 de diciembre.
Según explica el documento, los ciudadanos franceses Mixel Berhocoirigoin y Jean Noel Etcheverry (alias Txetx) "habrían incurrido en un delito de colaboración con organización terrorista y destrucción y alteración de pruebas en el caso de asesinatos, pues tal y como han reconocido, y la policía pudo comprobar en el momento de su detención, comenzaron la manipulación de 30 pistolas, revólveres y subfusiles, explosivos y diverso arsenal de la banda terrorista ETA, que corresponde al 15% del total".
Pagazaurtundúa ha destacado que "no se pueden eludir todos los posibles delitos en los que está implicada la organización terrorista, por lo que la Justicia debe ser estricta en el cumplimiento de la ley y buscar colmar todos los espacios de impunidad que la banda prepara con sutileza para hacernos caer en sus trampas".
Es el caso también, a su parecer, de la creación de zulos y escondites "falsos, tal y como denunció el director de la Fundación Centro para la Memoria de las Víctimas de Terrorismo, Florencio Domínguez, para que fueran descubiertos en la "escenificación" del desarme que, además, como se ha podido comprobar ahora no fue completo, pues ETA anunció que depositaba 120 armas y el recuento de Francia acredita 53 pistolas y 10 armas largas".
Por otra parte, ha indicado que "todo apunta a que algunas de las armas de ETA incautadas en Luhuso han podido ser inutilizadas con la participación de los dos individuos franceses en cuestión, que, además, han reconocido públicamente que estaban usando un taladro y una pulidora cuando la Policía gala les detuvo".
"Esto demuestra, una vez más, el intento de manipulación de la opinión pública llevado a cabo por ETA y su entorno, pues en ningún caso el desarme se ha basado en los principios de reconocimiento del daño causado y colaboración con la Justicia para resolver los casos que aún no han sido resueltos", ha indicado.
Para la eurodiputada vasca, el "único camino hacia la Verdad, la Memoria, la Justicia y la Dignidad de las víctimas de ETA es el cumplimiento estricto del Estado de Derecho, sin chantajes ni negociaciones, lo que choca de facto con la petición de los detenidos en estas operaciones, quienes después de mantener los contactos oportunos con los terroristas, han pedido la liberación de los etarras presos".
A ello se une el intento explícito de ETA de que el "desarme" no sea interpretado en términos de "ganadores y perdedores". "ETA ha sido vencida en lo operativo pero ahora quiere reescribir la historia y evitar la justicia sobre cientos de delitos", ha criticado.
Precisamente para desactivar esas armas todavía en sus manos, 43.000 personas se han unido al "Manifiesto por un fin de ETA sin impunidad", un documento que "aún necesita más apoyos para responder con contundencia a la estrategia terrorista. https://www.change.org/p/a-la-gente-de-bien-que-no-acepta-que-los-asesinos-pongan-reglas-un-fin-de-eta-sin-impunidad", ha concluido.