Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Duran quiere que los catalanes tengan "más opciones que secesión o sumisión"

Pacto europeoEFE

El líder de UDC y portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran, ha asegurado que ante una eventual consulta sobre el futuro de Cataluña su partido ayudará a que "llegado el momento, un sector amplio de la sociedad que no quiere rendirse ni desaparecer como nación tenga otras opciones que no sean la secesión o la asimilación y sumisión".

En un artículo publicado en La Vanguardia, ha opinado: "Sería bueno que desde España no se nos obligara a tener que escoger entre la independencia o una situación actual recentralizadora, uniformista y asfixiante"

Ha admitido que la posibilidad de una tercera vía "parece difícil si en el otro lado no hay nadie, pero puede convertirse en un camino fructífero si se puede encontrar el punto de equilibrio".

Duran ha recordado que Unió "ha defendido siempre un entendimiento con el resto de pueblos de España, en el que esté plenamente reconocida y garantizada la soberanía de Cataluña".

 Por ello, ha indicado que apuestan por una España plurinacional, pluricultural y plurilingüística con un modelo confederal, aunque ha puntualizado que el separatismo no les da miedo "si esta fuera la única posibilidad --siempre que fuera viable-- de defender los derechos de la nación catalana".

 "Lo que importa ahora es ir recorriendo de manera acertada los pasos que tienen que llevarnos a la convocatoria de consulta legal", ha valorado.

Sobre la consulta, ha pedido a las fuerzas políticas que no dividan sus energías "discutiendo sobre las opciones diferentes que se tendrán que votar, lo que hace falta es que el máximo de fuerzas posibles apoye la celebración de la consulta".

"Por muchas presiones que pueda haber y por muchas ganas de ir deprisa que algunos puedan tener, nuestra legitimidad radica en la capacidad de hacer las cosas de manera ordenada y democrática", ha indicado.

Asimismo, ha opinado que "el futuro de Cataluña no se puede decidir por el éxito de una o de cien manifestaciones, sino por la fuerza de las urnas y de los votos".