Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Txeroki' se niega a declarar en el juicio por el atentado de Denia

'Txeroki' se niega a declarar en el juicio por el atentado de Deniacuatro.com

El ex jefe militar de ETA Garikoitz Aspiazu Rubina, alias 'Txeroki', se ha negado a declarar en el juicio que se sigue en la Audiencia Nacional por el atentado en el hotel Port Denia de Alicante que dejó cinco heridos en 2005 porque se opone a "participar en este espectáculo mediático".

   Ante el tribunal, presidido por el magistrado Javier Martínez Lázaro, el ex dirigente etarra se ha limitado a decir en euskera cuando se le ha preguntado si contestaría a las preguntas del fiscal Pedro Rubira: "No reconozco la capacidad de juzgar de este tribunal y no voy a participar en este espectáculo mediático".
   Tras él, ha comparecido la etarra Leire López Zurutuza que también ha optado por no declarar en la vista oral, si bien ha asegurado que no ha participado en los hechos que se le atribuyen. "Soy militante de ETA. He cumplido condena en el Estado francés por dicha militancia y no reconozco los hechos que aquí se me imputan", ha afirmado en castellano.
   Los dos miembros de la banda terrorista ETA se someten este jueves a un juicio en el que se enfrentan a sendas penas de 17 años de cárcel por un delito de estragos terroristas y cinco faltas terroristas.
Atentado en Denia
   En su escrito de conclusiones provisionales, el fiscal sostiene que López Zurutuza pertenecía junto a José Ángel Lerín --ya condenado por estos hechos-- al comando operativo liberado 'Zapa', que realizó diversas acciones contra intereses económicos desde septiembre de 2004 siguiendo las órdenes impartidas por 'Txeroki'.
   López Zurutuza y Lerín recibieron un curso de armas y explosivos en el sur de Francia y procedieron a actuar siguiendo instrucciones de 'Txeroki', quien les envió tres mochilas cargadas con 20 kilos de explosivos cada una para llevar a cabo los ataques terroristas.
   El 30 de enero de 2005, Lerín situó una de estas mochilas en la escalera de incendios del hotel, junto con un cartel con las indicaciones 'No tocar. Peligro. Bomba. ETA'. El artefacto fue activado para explotar a las tres de la tarde, aunque 40 minutos antes del estallido López Zurutuza avisó a la DYA de Vizcaya.  La deflagración produjo además cuantiosos daños materiales, que superaron los 442.817 euros, al establecimiento y las viviendas colindantes.