Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tudanca no se arrepiente de la posición que ha mantenido este año porque era lo mejor para el PSOE y para el país

Con Pedro Sánchez le une la convicción política del no al PP y la manera de entender el PSOE y el país
El secretario regional del PSOE, Luis Tudanca, no se arrepiente de la posición que ha mantenido a lo largo del último año --su no a un nuevo gobierno de Mariano Rajoy-- porque es una posición que ha defendido "por convicción" y porque considera que era lo mejor "para el partido y para el país" como así se lo transmitieron muchos militantes y cargos socialistas.
Así lo ha aseverado en una rueda de prensa en la que el también portavoz socialista en las Cortes ha hecho un balance del año que está a punto de concluir, además de analizar la situación de la Comunidad.
Al respecto, Luis Tudanca ha aseverado que sus "adhesiones" no son personales, sino políticas, y ha insistido en que siempre defenderá "con lealtad" a los cargos que sean elegidos por la militantes "porque es lo democrático y leal". También ha añadido que con Pedro Sánchez le ha unido "siempre" la convicción política de una posición política como era la "de no facilitar un gobierno del PP, ni por activa ni por pasiva".
Además, ha dicho que con el exsecretario general del PSOE y con otras personas de su partido le une "una manera de entender" esta formación y de entender el país "en términos sociales, políticos y territoriales", una posición que para él Pedro Sánchez sigue representando.
No obstante, Luis Tudanca cree que hay que esperar a que se convoquen las primarias y se fije un calendario para que quien se sienta capacitado "y respaldado" para liderar el PSOE recabe los avales necesarios y presente su candidatura, así que ha pedido que esto no se vea con "excesiva ansiedad".
Asimismo, el secretario de los socialistas castellanoleoneses cree que el PSOE tiene que "arreglar lo antes posible" la situación en la que se encuentra "porque las heridas que no se cierran, no se curan" al tiempo en que ha insistido en que serán los militantes los que se tendrán que pronunciar para definir el rumbo del partido.
"Que el PSOE resuelva cuanto antes su falta de liderazgo y que lo haga de la forma más democrática posible y con naturalidad", ha sido el deseo expresado por Tudanca, quien considera que "todos" en el partido se han dejado llevar por los momentos de tensión vividos a lo largo de este año, alfo que "no es bueno".
Sobre su posición en Castilla y León, Luis Tudanca ha recordado que no llegó a la Secretaría regional "para ganar o perder congresos" a lo que ha añadido que no le "importa" su "futuro político y orgánico" dentro del partido, porque no es una persona ambiciosa, y ha aseverado que se dedicará a hacer "siempre" lo que considera que es lo mejor para el PSOE y para Castilla y León.
ILUSIONES TRUNCADAS
Durante su balance, Luis Tudanca ha repetido en dos ocasiones que 2016 ha sido un año "muy duro" para el PSOE después de que las esperanzas de que se pudiera formar un gobierno diferente tras las elecciones del 20 de diciembre de 2015 "quedaran frustradas y dieran al traste con esa posibilidad ilusionante" de que hubiera "un gobierno de cambio".
No obstante, el líder de los socialistas de Castilla y León se ha mostrado convencido de que 2017 será un año "mejor" en el que se recuperara "el rumbo, la unidad y la confianza de la gente" en el PSOE, un partido "unido y referente para hacer un país más moderno y que mejora la vida de las personas".
Reconoce que la situación vivida en el partido ha afectado la labor del PSOE por lo que ha querido pedir disculpas a los periodistas porque en los "tiempos de dificultades y tristeza" que se han vivido la relación con los medios se ha visto afectada, lo que ha provocado que a veces se haya olvidado de que el trabajo de los periodistas es "contar lo que sucede y preguntar".