Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trillo no ha pedido aún el reingreso en el Consejo de Estado

El ex ministro de Defensa Federico Trillo no ha solicitado aún su reingreso como letrado en el Consejo de Estado tras su cese como embajador en Reino Unido, según fuentes de la institución consultadas por Europa Press.
El exministro se encuentra en situación de "servicios especiales", una condición en virtud de la cual dispone de 30 días de plazo desde su cese --el 14 de enero-- para solicitar el reingreso.
Trillo puede volver a su plaza en cualquier momento, pero la diferencia es que después de esos 30 días dejaría de estar en "servicios especiales", una situación que, mientras dure, le computa a efectos de ascensos, trienios, promoción interna y derechos en el régimen de la Seguridad Social, y pasaría a estar en excedencia voluntaria.
Las fuentes consultadas han explicado que no hay problema de plazas en el cuerpo de letrados del Consejo, ya que hay varias vacantes, precisamente de letrados que se encuentran en situación de servicios especiales en distintos ministerios.
El cese de Trillo se hizo efectivo el sábado pasado, cuando se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la decisión tomada un día antes por el Consejo de Ministros.
A diferencia de lo que sucede con los diplomáticos de carrera cuando se les cesa --independientemente del motivo que haya originado su destitución-- a Trillo no le corresponde disponer de un mes para organizar su salida de la Embajada, como sí tuvo por ejemplo el exembajador en India Gustavo de Arístegui, cesado tras ser investigado por el cobro de supuestas comisiones irregulares, confirman a Europa Press fuentes diplomáticas.
Trillo tendrá unos días para recoger sus cosas del despacho, pero no podrá disfrutar de ese mes de cortesía que sí les corresponde a los diplomáticos de carrera. El exembajador de la República Democrática del Congo Antonio Fernández de Mazarambroz, juzgado por la concesión de visados irregulares, se despidió del equipo de la Embajada un día antes de que se cumpliera un mes desde su cese en 2014.