Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trillo, entre los exministros de Defensa que han vuelto al Ministerio para conmemorar su 40 aniversario

Federico Trillo ha sido uno de los exministros de Defensa que este martes han vuelto al Ministerio para participar en un acto de conmemoración de su 40 aniversario junto a la actual titular de la cartera, María Dolores de Cospedal, y toda la cúpula militar.
Este martes se cumplen 40 años del Real Decreto que en 1977 aprobó la reestructuración de determinados órganos de la Administración del Central Estado y, entre ellos, unificó en el actual Ministerio de Defensa los anteriores del Ejército, Marina y Aire.
Cospedal ha organizado para la ocasión un acto en el patio del Ministerio con presencia de las principales autoridades del Ministerio y de las Fuerzas Armadas, en el que ha pasado revista a las tropas, ha sonado el himno de España y se ha rendido homenaje a los caídos en acto de servicio.
Entre los invitados al acto se encontraban todos los exministros de Defensa. Han acudido Narcís Serra, Julián García Vargas, Gustavo Suárez Pertierra, Eduardo Serra y Federico Trillo-Figueroa. No han asistido sin embargo José Bono; el antecesor de Cospedal, Pedro Morenés; y Alberto Oliart, que este mes cumplirá 89 años.
RESPONSABILIDAD EN EL YAK-42
Trillo ha vuelto así al Ministerio meses después de que Cospedal reconociera la responsabilidad patrimonial del Estado en el accidente del Yak-42, en el que fallecieron 62 militares españoles cuando él estaba al frente de la cartera de Defensa.
En una comparecencia en el Congreso, Cospedal pidió "perdón en nombre del Estado" a los familiares de los fallecidos en el accidente del Yakolev en el año 2003 en Turquía. "Es una cuestión importante y de reconocimiento y no tengo ningún problema en pedir perdón en nombre del Estado por no haber reconocido con anterioridad la responsabilidad del Estado a los familiares. Lo reitero y lo hago de corazón", dijo el pasado mes de enero.
Ese mismo mes Trillo dimitió como embajador de España en Reino Unido "para no interferir en la acción del Gobierno", según dijo en una comparecencia sin preguntas. Su renuncia se produjo en medio de las peticiones de dimisión de toda la oposición por las conclusiones del Consejo de Estado sobre el accidente del Yak, que apuntaban la responsabilidad de la Administración, y una carta de 13 embajadores ya jubilados que le reclamaban su cese inmediato "por respeto" a los familiares de las víctimas.