Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trece magistrados del TS piden a Lesmes que actúe por las injerencias de Interior

El Supremo condena a un hombre a cuatro años por abusar de un disminuido a cambio de cinco eurosInformativos Telecinco/Agencias

Trece de los dieciocho magistrados que integran la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo -incluyendo los eméritos- exigen al presidente del alto tribunal y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lemes, que actúe ante el presidente del Gobierno por lo que consideran injerencias del ministro del Interior Jorge Fernández Díez al calificar de "lamentables" y posible prevaricación las recientes excarcelaciones de miembros de ETA.

Así lo han manifestado en una carta sin precedentes dirigida al presidente de la Sala, Manuel Marchena , en la que piden que éste se dirija a su vez a Lesmes para que haga saber al Gobierno que las manifestaciones de Fernández Díaz muestran "desconfianza en las instituciones" y no guardan debido respeto al Tribunal Supremo. Le piden expresamente que requiera a Mariano Rajoy que "ponga coto" a manifestaciones como éstas.
Han firmado este escrito todos los jueces de lo Penal del Supremo excepto el presidente de la Sala, Manuel Marchena y los magistrados Antonio del Moral, Julián Sánchez Melgar, Andrés Martínez Arrieta y Carlos Granados. Tanto entre la lista de firmantes como entre los que se han abstenido aparecen nombres de magistrados de todas las sensibilidades políticas
El conflicto de fondo es la decisión de la Sección Primera de la Sala Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional de excarcelar a los etarras Santiago Arrospide Sarasola, 'Santi Potros', y Alberto Plazaola en aplicación de la decisión marco de la UE, dictada en 2008, que permite acumular penas dictadas a presos españoles en otros países.
La ley que traspone dicha normativa, y que restringe sus efectos a las sentencias dictadas con posteriorar a agosto de 2010 entró en vigor un día después de las puestas en libertad, el pasado día 3.
La nota transcribe las manifestaciones realizadas por Fernández Díaz al periódico La Razón en las que éste califica de "lamentable desde todos los puntos de vista, también jurídicamente" la decisión de la Audiencia Nacional y sugiere que los magistrados que la adoptaron -Manuela Fernández Prado, Javier Martínez Lázaro y Ramón Sáez- podrían haber incurrido en prevaricación.
Desazón y falta de respeto
Los magistrados del Supremo firmantes, "sin añadir calificación alguna respecto a ese comportamiento de un miembro del Gobierno" quieren que Lesmes conozca su "desazón" y que, si considera que las manifestaciones del ministro "no son adecuadas ni guardan el debido respeto a este tribunal" lo haga saber al presidente del Gobierno "recabando de éste la reacción institucional que ponga coto a manifestaciones como las que denunciamos".
El paso delante de los magistrados del Supremo se produce unas horas después de que este miércoles la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) emitiera un comunicado expresando su apoyo, aunque sin citarlos a los magistrados de la Audiencia Nacional y recordara con carácter general a los miembros del Gobierno que les han criticado que es su deber favorecer la confianza en su labor jurisdiccional.
El órgano de gobierno de los jueces actuaba a petición de cuatro vocales del sector progresista del Consejo --Roser Bach, María Victoria Cinto, Rafael Mozo y Concepción Sáez-- que solicitaron que la institución diera respuesta a las críticas vertidas por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría y realizara algún gesto de amparo a los magistrados.
Las críticas de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría también provocaron un debate durante la celebración del último Pleno de la Sala de lo Penal de este tribunal, según fuentes jurídicas.
Fue el magistrado de la Audiencia Nacional José Ricardo de Prada quien solicitó que se abordara la posición a adoptar ante las declaraciones de la vicepresidenta, que aseguró que ni los ciudadanos ni el Gobierno "entienden" la decisión de poner en libertad a los dos reclusos de ETA tras reducir de sus condenas las cumplidas en Francia.