Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tribunal de Cuentas urge a regular el 'crowdfunding' con el que Podemos financia sus campañas

El Tribunal de Cuentas ha vuelto a insistir en la necesidad de realizar una mayor regulación legal de las nuevas fórmulas de financiación a través de operaciones de endeudamiento por concesión de microcréditos, el mecanismo de 'crowdfunding' utilizado por Podemos para financiar sus campañas electorales.
Esta es una de las recomendaciones que ha incluido el órgano fiscalizador en su informe de fiscalización de las contabilidades de las elecciones al Congreso y al Senado del 20 de diciembre de año pasado.
En lo que se refiere a estos microcréditos, el organismo que preside Ramón Álvarez de Miranda se ha centrado en comprobar que los aportantes estaban correctamente identificados, que los importes de los créditos no excedieron el límite legal máximo y que dichas operaciones se han formalizado debidamente estipulando sus condiciones en los respectivos contratos: el tipo de interés aplicable y el plazo de vencimiento.
El Tribunal de Cuentas especifica que la verificación del efectivo reintegro por las correspondientes formaciones políticas se efectuará en el marco de la fiscalización de la contabilidad anual por exceder del ámbito temporal de las elecciones del 20 de diciembre y que, por tanto, la devolución de las cantidades recibidas por los partidos políticos tendrá lugar tras el cobro de las subvenciones electorales.
PODEMOS DIJO HABER DEVUELTO 8,87 MILLONES
Podemos anunció a mediados de noviembre que ya había terminado de devolver los 8,87 millones que había logrado reunir mediante aportaciones individuales para las elecciones de diciembre y que tenía previsto hacer lo propio en el segundo trimestre de 2017 con los 1,23 millones que recaudó por el mismo método para los comicios del 26 de junio.
En concreto, según el informe del Tribunal de Cuentas, recogido por Europa Press, para el 20D Podemos declaró 8,14 millones correspondientes a operaciones de endeudamiento por concesión de microcréditos para financiar la campaña electoral, aunque el partido ingresó un total de 2,84 millones en una cuenta bancaria distinta de las cuentas electorales comunicadas a la Junta Electoral Central y a las Juntas provinciales y que, mediante sucesivas aportaciones, fue transfiriendo a las mismas, en operaciones que el órgano fiscalizador no cuestiona.
Por su parte, Cambio Aldaketa, coalición formada por Podemos, Geroa Bai, EH Bildu e Izquierda-Ezkerra, que se presentó para el Senado por Navarra, declara 49.800 euros reunidos mediante microcréditos, que no generan gastos financieros, pero sí un endeudamiento con los particulares que dieron el dinero a la coalición.