Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tribunal de Apelación de Miami tardará entre 30 y 45 días en decidir si concede la libertad provisional a Pablo Ibar

El Tribunal de Apelación del Primer Distrito de Miami (EEUU) tardará entre 30 y 45 días en decidir si concede la libertad provisional a Pablo Ibar, tras la apelación contra la decisión del juez Raag Singhal de no otorgar la libertad condicional bajo fianza al preso de origen vasco, según ha informado la Asociación contra la Pena de Muerte Pablo Ibar.
La Defensa de Ibar presentó hace dos días una apelación contra la decisión del juez de no conceder la libertad condicional a Pablo Ibar a la espera de su juicio. Dicha apelación, presentada ante el Tribunal de Apelación del Primer Distrito de Miami, se basa en que no fue correcta la conclusión del juez de que las pruebas presentadas por el Estado de Florida son suficientes para denegarle dicho derecho reconocido en la Constitución de Florida.
Al estar tal derecho reconocido en la Constitución de Florida, las pruebas que debe aportar el Estado para denegar tal derecho deben tener un grado de solidez que vaya más allá incluso de despejar la duda razonable.
La decisión del juez "no calibró correctamente" -al entender de la defensa- la solidez de las pruebas presentadas contra Ibar, ya que el Tribunal Supremo de Florida el pasado 4 de febrero afirmó claramente que dichas pruebas eran "débiles y escasas" y manifestaba su desconfianza en el veredicto de culpabilidad que se pronunció contra Ibar en el año 2000.
Por ello, la defensa insiste en que Ibar tiene derecho a esperar el juicio en libertad condicional, basándose tanto en la legislación vigente como en los hechos de este caso.
Al ser presentada dicha apelación ante un Tribunal superior de Apelación, no será discutida en las conferencias de seguimiento del Tribunal de Broward County. Al tratarse de una cuestión de derechos fundamentales, la defensa de Ibar estima que el Tribunal de Apelación tardará entre 30 y 45 días en decidir al respecto. Previamente, en los próximos días, dicho Tribunal se dirigirá a la Fiscalía para recabar su postura ante dicha apelación.
Por otro lado, en la conferencia de seguimiento de este jueves, se han tratado dos cuestiones. La primera, el juez había fijado tentativamente la fecha de la audiencia probatoria para tratar la moción de la defensa de suprimir el testimonio de Gary Foy para el 16 de septiembre.
La fiscalía ha informado de que necesita más tiempo, ya que acaba de contratar a su propio experto en identificación facial para analizar la moción de la defensa de Ibar. El juez, por tanto, ha pospuesto la celebración de dicha audiencia probatoria sin fijar fecha de momento.
Por su parte, la defensa de Ibar ha informado de que su experto en identificación facial, el Dr. Ronald Fischer, está preparado para declarar ante el tribunal cuando éste lo estime oportuno. La siguiente conferencia de seguimiento ha sido fijada para el 20 de septiembre.