Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los detalles de la trama Púnica revelan una estructura delictiva organizada

Amaños, sobornos, fiestas de cumpleaños y hasta salvarle el aprobado en la carrera universitaria al hijo de un empresario. Todos los actos delictivos cabían en la Trama Púnica, según revela el levantamiento del Sumario. Francisco Granado, mano derecha de Esperanza Aguirre, parecía conseguir todo lo que se le pedía: Concesiones a cambio de comisiones, mordidas, regalos, apaños para exámenes. Los detalles que se van conociendo muestran que funcionaba como una estructura delictiva organizada.