Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Suiza pregunta si debe mantener bloqueados los 47 millones de Correa y Bárcenas

El Banco Nacional de Suiza incurre en sus mayores pérdidas en un siglo de historiaREUTERS

La fiscal federal de Suiza Elisabetta Tizzoni se ha puesto en contacto con el juez de la Audiencia Nacional encargado de investigar la trama Gürtel, José de la Mata, para preguntar si debe mantener el embargo sobre los 47,1 millones de euros bloqueados, entre otros, al cabecilla Francisco Correa y al extesorero del PP Luis Bárcenas.

En su comunicación las autoridades helvéticas realizan un resumen de los activos que permanecen bloqueados. "Les agradeceríamos nos comuniquen si el bloqueo sigue siendo necesario para su investigación", preguntan a continuación.
En el escrito, la fiscal también solicita que se le informe sobre "la estimación del plazo" previsto para que se dicte una resolución sobre el dinero. Se refiere, en concreto, a los 21,3 millones a nombre de Bárcenas, 1,5 de su testaferro Iván Yañez, 22, 2 de Correa y otros 1,7 vinculados con Pablo Crespo.
Fue el antecesor de De la Mata al frente del Juzgado Central de Instrucción 5, Pablo Ruz, quien ordenó hace ahora más de tres años el bloqueo del dinero que los acusados mantenían en diferentes bancos suizos.
En el caso de Bárcenas, los investigadores calculan que a llegó a acumular en estos depósitos 47 millones de euros. La información incluida en distintas comisiones rogatorias recoge las cuentas que el extesorero tuvo en el Lombard Odier Darier Hentsch desde el 18 de junio de 1999 hasta 2013 en cuentas vinculadas a las sociedades Novis, la Fundación Sinequanon y Tesedul, que alcanzaron su saldo máximo en 2007 con un total de 25.125.675 euros. Esta cantidad se une a los 22 millones que atesoró en el Dresdner Bank.
La primera cuenta en este banco, abierta el 18 de junio de 1999, correspondía a la sociedad Novis. Los fondos de este depósito, que llegó a recibir una transferencia de 190.000 euros el 4 de abril de 2003, procedían de la entidad BSI de Ginebra y fueron utilizados para "inversiones inmobiliarias". Bárcenas, por su parte, justificó su patrimonio ante la entidad afirmando que tenía en España "bienes inmobiliarios y cuadros de gran valor".
En el año 2009, cuando estalló el 'caso Gürtel, Bárcenas traspasó todos los fondos de la Fundación Sinequanon al Dresdner Bank, así como 1,3 millones de euros a dos sociedades de Estados Unidos y el Grupo Sur de Valores. Los fondos en el Dresdner Bank, que eran de 17.255.643 euros en octubre del 2009, estaban a nombre de la sociedad Tesedul, de la que era apoderado Iván Yáñez.