Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trabajadores del Canal no han recibido "ningún tipo de presión" para silenciarlos y reconocen "temor" a más implicados

Trabajadores del Canal de Isabel II no han recibido "ningún tipo de presión para estar callados", aunque sí han reconocido que existe un "temor" a que la investigación del Caso Lezo --sobre presuntas irregularidades en el Canal-- destapen a "más implicados" en la Operación.
Así lo han indicado este martes varios trabajadores del Canal que han comparecido en rueda de prensa junto al secretario general de CCOO de Madrid, Jaime Cedrún, quien ha anunciado que el sindicato se personará como acusación particular en el 'Caso Lezo'.
Los empleados del Canal han asegurado que "en absoluto" han recibido "ningún tipo de presión para estar callados", y que "al revés", les han pedido que colaboren en la investigación. Preguntados por coacciones denunciadas en el pasado, han aseverado que eso "ha cambiado bastante, a mejor".
Sin embargo, sí han reconocido a que existe "ese temor" a que "haya más gente implicada". "Echando la mierda hacia abajo, es probable encontrar estos casos y que haya más gente", ha añadido uno de los empleados. En este sentido han asegurado que podían pensar que "algo sucio había", pero que "hasta la realidad" les ha sorprendido.
Por ello han pedido un "necesario control" para el Canal, así como la posibilidad de acceder a información sobre el mismo, hasta ahora tarea "imposible". "Hemos pedido informes de forma reiterada, siguiendo la metodología, y cualquier cosa solicitada, no tenía respuesta", han criticado.