Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Torres Hurtado mantiene que el PP debería haberlo "defendido" tras operación Nazarí y no hacerle "un cerco"

El exalcalde de Granada, José Torres Hurtado, ha señalado que el que fuera su partido político, el PP, tenía que haberlo "defendido" tras la operación policial que dio lugar al caso Nazarí que investiga una supuesta trama de corrupción urbanística cuando presidió el Ayuntamiento, y no hacerle "un cerco" tratándole "como si fuera una persona apestada".
En unas declaraciones a 13TV este pasado domingo, el exalcalde se ha preguntado "a qué" vendría el PP, partido en el que fue suspendido de militancia tras su detención en dicha operación, a "rehabilitar" públicamente su figura si la Justicia finalmente lo absuelve.
Asimismo, Torres Hurtado delimitó sus comentarios a "personas del Partido Popular concretamente de Granada, y, claro, primero el presidente provincial", en referencia a Sebastián Pérez.
"A mí personas del PP de Granada, empezando por su presidente, me han fusilado políticamente en las tapias del cementerio", añadió en la entrevista televisiva.
El anterior regidor ha relacionado su petición de que Pérez dimitiera como concejal cuando la dirección nacional del PP le pidió dar "un paso atrás" con el hecho de que los días después a su detención no quisiera "escuchar" ni "atender" sus explicaciones.
"Yo tenía documentación que le podía haber enseñado" para demostrarle que "todo esto es falso", ha mantenido Torres Hurtado en base a una "denuncia falsa" de funcionarios municipales y un empresario que dio lugar al origen de la operación Nazarí.
Torres Hurtado ha criticado, asimismo, el despliegue de la Policía Nacional, con doce agentes y una médico, ha detallado, en la mañana en que se lo detuvo en el marco de esta operación tras la que quedó en libertad con cargos al igual que la que fuera su concejal de Urbanismo, Isabel Nieto, también suspendida de militancia en el PP, y un grupo de funcionarios municipales y empresarios granadinos.