Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Torres asegura que el exabogado de la Casa Real supervisaba las actividades de Nóos

Diego Torres, exsocio de Iñaki UrdangarinEFE

El exsocio de Iñaki Urdangarin en el Instituto Nóos, Diego Torres, ha asegurado este jueves que el exabogado de la Casa Real, el conde de Fontao, José Manuel Romero, supervisaba las actividades del Instituto Nóos y, por tanto, se reunían con él de manera periódica "cada dos o tres meses" y "desde mucho antes de 2006".

Según ha señalado al ser preguntado por la abogada de Manos Limpias, Virginia Negrete, existía una "supervisión" por parte del conde de Fontao y "si Romero hubiera encontrado la menor sombra de actuación irregular no sé qué se hubiera montado", por lo que les "dio pie a pensar" que estábamos "haciéndolo bien". "Siempre hemos estado convencidos de que hemos actuado de forma correcta", ha añadido.
No obstante, ha explicado que, cuando empezaron a aparecer "noticias en prensa negativas", tal y como comprobaron en el resumen informativo que recibía Iñaki Urdangarin diariamente, "esto va arreciando a lo largo de 2005 y a todos nos preocupa". "A Romero le preocupa por la posible repercusión en la imagen en la Casa Real, a mí me preocupa por mi imagen como consultor y docente", ha declarado.
Todos, ha dicho Torres, fueron "adquiriendo la conciencia" de que daba "igual q no hubiera nada recriminable en las acciones porque la presión social es que no podremos hacerlo".
Según ha expresado, Romero les comunicó que no era necesario que Urdangarin dejase Nóos Consultoria, pero les recomendó que "se cambiase lo que tenía impacto comunicacional" ya que, según ha dicho, "lo revisó todo y vio que no había ninguna irregularidad".
Asimismo, ha dicho que desconoce si la Infanta conocía la actividad del Conde de Fontao en contra de lo que dijo en la fase de instrucción. "No puedo saber a ciencia cierta lo que hacía otra persona", ha dicho en esta ocasión.
Samatha Romero: "Se advierte contradicción"
A esto la presidenta del tribunal, Samantha Romero, le ha recordado que en la instrucción a la pregunta de si conocía las actividades del Conde de Fontao dijo: "Por supuesto" y por tanto, ha añadido, "se advierte contradicción".
Al respecto, Torres ha replicado que está "confundido", que no cambia su declaración y que no quiere "entrar en juegos".
Por otro lado, el exsocio de Urdangarin ha destacado que lo que motivó su asociación con él no fue su "lista de contactos, ni su pertenencia a la Familia Real, era mucho más importante que fuera miembro del Comité Olímpico Español (COE)".
"Sé que no es el discurso dominante, sé que no es lo que dicen los medios de comunicación, pero es la verdad", ha dicho Torres que ha justificado la idoneidad del exduque de Palma para desarrollar su actividad en Nóos porque él no sabe de deportes. "No he visto un partido de fútbol en mi vida por televisión porque me aburre, a ni primer partido de tenis acudí con Iñaki Urdangarin", ha añadido.