Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Torredembarra acata la orden judicial de cambiar la foto carné del Rey por otra más grande

El alcalde izó el miércoles la bandera española y quitó la 'estelada' por otra sentencia
El Ayuntamiento de Torredembarra (Tarragona) acatará la sentencia de un juzgado contencioso administrativo que le obliga a cambiar en el salón de plenos la foto del Rey tamaño carné situada en sobre el marco de la puerta por otra de al menos 29x20 centímetros y ubicarla en un lugar preferente.
En un comunicado este martes, el alcalde, Eduard Rovira (ERC), ha explicado que ha tomado esta decisión después de consultarlo con los abogados y con los grupos municipales que en el pleno del 31 de julio de 2015 avalaron la propuesta de la CUP de poner la foto tamaño carné: ERC, ABG y la concejal de CDC.
Según han explicado a Europa Press fuentes municipales, el Consistorio tiene la intención de acatar el fallo judicial y poner la fotografía en los próximos veinte días, tal y como le ha ordenado la sentencia del Juzgado Contencioso Administrativo 2 de Tarragona.
La fotografía del Rey, de pequeñas dimensiones, está situada encima de la puerta de entrada al salón del plenos, en el mismo marco que del presidente de la Generalitat Artur, también tamaño carné; la foto es del expresidente Artur Mas ya que no se ha renovado desde que Carles Puigdemont asumió la Presidencia del Govern.
La semana pasada, el alcalde ya acató una sentencia judicial: la de otro juzgado contencioso que ordenó a izar la bandera española en su ubicación oficial --a las puertas del Ayuntamiento-- y a descolgar la 'estelada' del tejado del edificio.
Ante los medios de comunicación el miércoles, el propio alcalde escenificó la colocación de la bandera española poniéndola en el mismo mástil y por debajo de la 'rojigualda' ató la 'senyera' como un acto simbólico para mostrar la "represión" histórica del Estado con Catalunya.
"HASTA AQUÍ LLEGAREMOS"
En rueda de prensa, explicó entonces el por qué acataba la sentencia y hacía este gesto simbólico como una acción reivindicativa que calificó de prudente: "No voy más allá. Hasta aquí llegaremos con el tema de las banderas".
El alcalde tomó personalmente la decisión de colgar la bandera de esta manera con el apoyo de los concejales de su partido en el Ayuntamiento pero sin comunicáselo a la dirección del partido: "ERC puede estar en contra de que lo haga de esta manera".