Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tomás Gómez protesta en los medios por su destitución

Ni en su cuartel general, la sede del PSM, vacía esta mañana, ni en la Asamblea de Madrid, donde no va a estar esta tarde para el pleno. A Tomás Gómez  se le encuentra en los medios donde sigue plantando cara a la decisión de Ferraz. Lo considera “un atropello”. Ni el tranvía de Parla, ni la inestabilidad orgánica, ni las encuestas… Ningún argumento le vale. Si hiciéramos caso a las encuestas, Tomás Gómez no podría seguir siendo secretario general. Pasadas las primeras 24 horas, su enfado y el de algunos militantes,  como los que anoche llegaron a entrar en la sede de Ferraz, sigue ahí. La protesta acabó en nada. La determinación de Gómez sigue firme y ya ha dado su primer paso oficial: presentar un recurso  ante el comité de garantías del PSOE. Seis folios donde recuerda que ni está imputado ni nadie ha pedido que lo esté y pide que se suspenda de forma cautelar la destitución de su equipo. El recorrido es largo. Gómez y los suyos agotarán todas las vías de apelación dentro del PSOE. Los tribunales son el último recurso.