Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido un marroquí acusado de captar y adoctrinar en el yihadismo

La Policía Nacional ha detenido a una persona de nacionalidad marroquí y residente en Valencia, acusada de participar en actividades de captación, radicalización y enaltecimiento del terrorismo yihadista mediante el empleo de múltiples cuentas y perfiles en todo tipo de redes sociales.

La Policía Nacional ha detenido este martes en Valencia a una persona de nacionalidad marroquí acusado de captación, adoctrinamiento y enaltecimiento terrorista, para lo cual había creado una extensa red de perfiles en redes sociales. Además, había expresado en varias ocasiones su deseo de unirse a las filas del grupo terrorista Estado Islámico (EI o DAESH).
Según ha informado Interior, el detenido mantenía comunicación con numerosos combatientes integrados en la filas del grupo terrorista Estado Islámico (EI o DAESH), algunos de ellos destacados responsables operativos en la zona de conflicto sirio-iraquí.
"PELIGROSO ELEMENTO RADICALIZADOR"
Interior considera que con esta operación "ha permitido la desactivación de un peligroso elemento radicalizador y promotor de actividades de colaboración terrorista".
El detenido había puesto en marcha un entramado virtual, estable, complejo y muy activo destinado a difundir, justificar y enaltecer el ideario yihadista, alentando a todos sus seguidores a la colaboración terrorista. Además, utilizaba estrategias de ocultación y medidas de seguridad disponibles en las redes en las que operaba.
El sospechoso había asumido, como parte del engranaje orgánico de DAESH, las tareas de propaganda, elaboración y difusión de mensajes antisemitas, de incitación al odio, de justificación y enaltecimiento de la yihad, así como incitación a la violencia y al martirio terrorista, incluyendo contenido de menosprecio y humillación a las víctimas de sus atentados terroristas.
Para lograr estos objetivos, adoctrinaba a sus interlocutores cibernautas para la aceptación plena de los postulados yihadistas, instruyéndoles en el ideario difundido por DAESH, en el que se justifica y alienta el empleo de la violencia y la subversión.
Superado este estadio, los ponía a prueba mediante fórmulas retóricas para contrastar sus posicionamientos morales y su predisposición a aceptar un compromiso total de colaboración con la organización terrorista.
La última fase la desarrollaba en plataformas de comunicación más reservadas, donde el detenido culminaba el proceso de captación con un único objetivo: la total integración de sus discípulos en la estructura de la organización terrorista DAESH.
La operación, realizada por agentes de la Brigada Provincial de Información de Valencia, con el apoyo de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional, se enmarca en la estrategia preventiva seguida por la Comisaria General de Información, encaminada a detectar y desactivar de forma precoz de cuantos comportamientos preceden y sustentan actividades terroristas.
El operativo policial se ha desarrollado bajo la dirección y supervisión del titular del Juzgado Central de Instrucción número cuatro, y ha sido coordinado por la Fiscalía de la Audiencia Nacional.