Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El hijo de Tejero, sin destino hasta después del verano por celebrar el 23-F

El teniente coronel de la Guardia Civil Antonio Tejero Díez estará sin destino, previsiblemente, hasta después del verano tras ser destituido como jefe del Grupo de Reserva y Seguridad (GRS), número 1, de Madrid, ubicado en Valdemoro. El ministerio del Interior ha informado en un comunicado que Tejero Díez ha sido cesado por mantener “un almuerzo no autorizado en su acuartelamiento con diversas personas implicadas en el intento de golpe de Estado del 23-F".

Entre los invitados a la comida de Tejero Díez estaba su padre, Antonio Tejero Molina, la cara más visible del golpe de Estado del 23-F, que fue condenado a 30 años de prisión por un delito de rebelión militar.
Al almuerzo también asistió el excapitán Jesús Muñecas Aguilar, también condenado por el golpe a cinco años de cárcel. Muñecas Aguilar está además reclamado por la juez argentina Martía Servini de Cubría junto al exinspector Antonio González Pacheco, alias 'Billy el Niño' por supuestas torturas durante detenidos durante el franquismo. El juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, decretó su prohibición de salir de España mientras se tramita la extradición.
La comida en el acuartelamiento de Valdemoro se produjo el pasado 18 de febrero, días antes del aniversario del 23-F. Interior ha explicado en una breve nota que "días pasados, el teniente coronel Tejero Díez mantuvo un almuerzo no autorizado en su acuartelamiento de Valdemoro (Madrid) con diversas personas implicadas en el intento de golpe de Estado del 23-F".
Según fuentes de Interior, el hecho de que el hijo de Tejero haya sido destituido como jefe del grupo del GRS implica únicamente que se quede sin destino provisionalmente, hasta que pueda pedir de nuevo plaza, posiblemente tras el verano.