Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tejerina se compromete con la mejora de la calidad del agua pese a recordar que el saneamiento es competencia municipal

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha destacado este miércoles las actuaciones del Gobierno encaminadas a la mejora de la calidad del agua de toda España, y en concreto de las rías gallegas, pese a recordar que las políticas de saneamiento y depuración son competencia de los ayuntamientos.
Tejerina ha respondido así al portavoz de En Marea en el Congreso, Antón Gómez-Reino, quien ha denunciado que las rías han sido "vendidas al mejor postor" y sufren una "falta de modelo" que las ha condenado a una situación de deterioro.
Gómez-Reino ha culpado de esta situación a los sucesivos "gobiernos conservadores" y su "acción contraria al bien común, la inacción pública, hacer la vista gorda y colaborar con los delincuentes".
En este sentido, la ministra ha subrayado que todas las actuaciones del Ejecutivo se han realizado "conforme al ordenamiento jurídico vigente" y ha recordado que sólo puede acometer actuaciones de depuración y saneamiento de las aguas si antes han sido declaradas obras de interés general.
"A pesar de que la distribución de competencias es la que es, este Gobierno está plenamente comprometido con la mejora de la calidad de las aguas, tanto en Galicia como en el resto del territorio", ha insistido asegurado que para el Ejecutivo es "prioritario" cumplir con los compromisos ambientales sin trasladar a los ciudadanos el coste de las sanciones comunitarias.
SITUACIÓN DE ABANDONO EN 2011
Tejerina ha hecho así un repaso de las actuaciones del Gobierno y ha defendido que se han llevado a cabo para "revertir la situación de abandono" con la que se encontró cuando llegó a La Moncloa en 2011 y que había dado lugar a la apertura de tres expedientes sancionadores por parte de la Unión Europea.
"Por eso realizamos en todas las comunidades autónomas una auditoría para conocer la situación real y poder priorizar las inversiones en el horizonte 2016-2020", ha explicado. Este objetivo se llevó a cabo también en Galicia, donde ha defendido que la situación ya "no se parece en nada" a la que dejó el anterior gobierno socialista.
"El Gobierno entiende el medio ambiente como un aliado para el desarrollo y la protección del empleo. Sin demagogia, declaraciones altisonantes y sólo con rigor y eficacia para que todos los gallegos dispongan de un agua cada vez de mayor calidad en ríos y costas", ha reiterado.