Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El TS confirma el despido de un hombre que usó el vehículo con el logotipo de su empresa para ir a buscar prostitutas

El Tribunal Supremo ha confirmado el despido disciplinario de un trabajador alicantino por utilizar el vehículo de la empresa, serigrafiado con el logotipo de la compañía, para "salir de fiesta y tener relaciones con prostitutas", ya que este comportamiento menoscabó la imagen empresarial y es "incompatible con la lealtad y la buena fe debida".
La Sala de lo Social del alto tribunal ha inadmitido el recurso presentado por la defensa de este trabajador contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana que confirmó el despido en abril del año pasado.
Según esta sentencia, quedó acreditado que en julio de 2014, junto a un compañero de trabajo, el empleado de una conocida firma de seguridad utilizó el vehículo de la empresa fuera del horario laboral y sin realizar ningún servicio. Mientras estuvo con una prostituta entregó el coche a su compañero "que hizo tiempo en tanto terminaba", lo que a juicio de la compañía denunciante "evidencia que el coche fue utilizado para todo menos para los fines profesionales para los que fue concebido", lo que justificó el despido por motivos disciplinarios.
El Supremo rechaza que deba admitirse el recurso para unificación de doctrina que presentó la defensa de este trabajador presentando una sentencia de contraste en la que se falló a favor de otro empleado por acudir con la furgoneta de la empresa a una zona en la que había prostitutas.
En este segundo caso la única conducta acreditada fue que este empleado "perdió media hora de trabajo charlando con una mujer en un polígono industrial", por no existe entre las dos sentencias la igualdad de hechos que precisa el recurso para la unificación de doctrina.