Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Susana Díaz asegura que si hay que ir "a elecciones, se irá a elecciones"

La socialista Susana Díaz no ha superado la tercera votación ante el Pleno del Parlamento para ser investida como presidenta de la Junta, tras contar únicamente con el apoyo de los 47 diputados del PSOE-A y el voto en contra de los 62 diputados de los cuatro grupos de la oposición (PP-A, Podemos, Ciudadanos e IULV-CA). Es la primera vez en la historia de la autonomía andaluza que un candidato no consigue la confianza de la Cámara en la tercera votación. Previamente, la presidenta en funciones había dicho que si hay que ir "a elecciones, se irá a elecciones".

El presidente del Parlamento, Juan Pablo Durán, no ha fijado fecha para una nueva votación y ha anunciado que será comunicada en su momento por la Presidencia de la Cámara, con lo que previsiblemente se producirá después de las elecciones del 24 de mayo.
El de hoy es el mismo resultado que Díaz obtuvo en las dos primeras votaciones.
Este resultado en el hemiciclo andaluz se produce después de que los partidos hayan celebrado en los días previos una nueva ronda de contactos para negociar la investidura de la candidata socialista y que ha culminado sin acuerdo para facilitar la investidura.
Es la primera vez en la historia de Andalucía que un candidato no sale elegido en la tercera votación. En la cuarta legislatura, cuando el PSOE-A fue la fuerza más votada pero sin mayoría absoluta, Manuel Chaves logró ser investido en la tercera votación.
La presidenta de la Junta en funciones ha manifestado previamente a la nueva votación que si hay que ir "a elecciones, se irá a elecciones".
Durante su intervención ante la reunión del grupo parlamentario socialista previa al inicio de una nueva sesión del Pleno de la Cámara para votación de investidura, Díaz ha indicado que en Andalucía se está viviendo una situación "surrealista" que empieza a rozar "el ridículo". Ha manifestado que el PP-A no se ha recuperado del resultado del 22 de marzo; Podemos está mirando de reojo a Ciudadanos y viceversa, e Izquierda Unida no se sabe ni a dónde mira, y mientras los andaluces esperando y "pagando el oportunismo político de algunos que pretenden sacar rédito el 24 mayo", cuando se celebran elecciones municipales y autonómicas en otros territorios.
Ha querido dejar claro que no va a permitir que el 24 de mayo Andalucía sea "trueque" de nadie ni un "cromo que se vaya a intercambiar con nadie". Ha manifestado que ella no sabe lo que va a pasar en otros territorios, pero sí que en Andalucía va a ganar el PSOE y ha advertido de que no va a permitir que ningún partido piense que esta comunidad va a ser un "cromo que van a intercambiar" porque esta tierra, afortunadamente, un 28 de febrero, se ganó su autogobierno.
"Por aquí no voy a pasar y quien piense en eso, se está equivocando y si siguen pensando en eso después del 24 de mayo, si hay que ir elecciones, se irá a elecciones", ha indicado Díaz, quien ha recalcado que si alguien no teme ir a elecciones son el PSOE-A y ella.
Tras no haberse conseguido la mayoría simple se podrán tramitar sucesivas propuestas que podrán ser sometidas a votación cada 48 horas, siendo competencia del presidente del Parlamento la convocatoria de las mismas.
Según establece el artículo 118 del Estatuto, si transcurrido el plazo de dos meses a partir de la primera votación --es decir, el 5 de julio--, ningún candidato hubiera obtenido la mayoría simple, el Parlamento quedará automáticamente disuelto y la presidenta de la Junta en funciones deberá convocar nuevas elecciones.