Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El senador que rompió la foto de Susana Díaz lo volvería a hacer y denuncia que desde la bancada socialista le insultan

"Estas escenificaciones se las hago al PP y no me insultan tanto como el PSOE: me han llamado payaso, mamarracho y asqueroso", dice Mulet
El senador de Compromís Carles Mulet que el martes rompió una foto de Susana Díaz desde la tribuna de oradores de la Cámara ha explicado que lo volvería hacer, que fue fruto del acaloramiento del debate y una reacción a que en los dos últimos Plenos ha recibido insultos desde la bancada socialista, según ha explicado en declaraciones a Europa Press.
"Estas escenificaciones se las hago al PP y no me insultan tanto como el PSOE. Hay senadores del PSOE que me han llamado payaso, mamarracho y asqueroso. Zombi me lo dicen mucho", ha asegurado el senador, que sitúa el origen de lo que ocurrió este martes en el Pleno anterior, quince días atrás: el debate se tensionó a propósito de una moción socialista sobre el Corredor Mediterráneo que Unidos Podemos y Compromís no apoyaron por diferencias sobre el trazado de la obra (también ERC se oponía).
Los socialistas retiraron la moción visto el desacuerdo y la presidenta de la Junta, Susana Díaz, medió en la polémica y calificó de "izquierda inútil" a Compromís y Podemos, a los que acusó de haber boicoteado la iniciativa.
"ES FÁCIL PERDER LOS ESTRIBOS"
Mulet ha acusado a los senadores socialistas de haberle provocado y haberle hecho "perder los estribos". "Es fácil en esa situación que llegues a hacer cosas como romper la foto, que no lo tenía previsto", justifica el senador de Compromís.
Añade que no tiene intención de disculparse salvo que reciba primero disculpas de quienes cree que le han insultado, empezando por la propia presidenta de la Junta, y que así se lo dijo por Twitter a Pedro Sánchez, contrincante de Susana Díaz en las primarias socialistas por la Secretaría General del PSOE y que en esa misma red social le había exigido disculpas.
"Si ella se disculpa yo no tengo problema, la primera que agredió innecesariamente fue ella", recalca.
Carles Mulet explica que la dirección del PSOE en el Senado no le ha exigido que rectifique. Sí lo hizo a título personal y en los pasillos el secretario cuarto de la Mesa de la Cámara, el socialista andaluz Juan Carlos Raffo, y desde la tribuna de oradores, el socialista leonés Ander Gil. "Le exijo una rectificación de su grave comportamiento", le espetó este senador.
Mulet sin embargo mantiene que el insultado es él y que no le parece un exceso haber roto la foto. "Me parece más excesivo que una presidenta autonómica insulte a un partido que está gobernando con ellos, a uno de los socios de Ximo Puig y ni Puig le ha pedido que modere el tono. Si te agreden, no vamos a poner la otra mejilla", concluye el senador.
EL POLÉMICO GESTO
Carles Mulet aprovechó un debate este martes por la noche en el Pleno del Senado sobre obras en Aragón para criticar al PSOE tras la citada polémica por el Corredor Mediterráneo. "Su jefa, esta --dijo desde la tribuna de oradores enseñando una foto de Susana Díaz --, esta señora nos llamó izquierda inútil". Y pasó a romper la imagen de la dirigente socialista.
"A esta señora no la llamaremos izquierda inútil. Sabemos que llamarle izquierda le puede ofender, la llamaremos útil, útil para la derecha. Y para los valencianos, una amenaza", agregó.
Su comentario y su gesto provocó protestas en los escaños y se escuchó un "qué asco" desde la bancada socialista, a lo que Mulet replicó riéndose: "Qué asco, sí, qué asco de señora".