Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Susana Díaz asegura que donde quiere "arrasar" es en las próximas elecciones y no en los avales de las primarias

La presidenta de la Junta de Andalucía y precandidata a la Secretaría General del PSOE, Susana Díaz, ha asegurado este martes que donde quiere "arrasar" es las próximas elecciones, "ganándole a la derecha y al resto de partidos", y no en los avales de las primarias de su partido, cuyo número total se conocerá este jueves.
En una entrevista en RNE, recogida por Europa Press, Díaz se ha mostrado convencida de que estas primarias van a ser "el inicio de la recuperación electoral y de la remontada del PSOE". Preguntada sobre si va "sobrada" de avales, ha dicho que procura "no ir sobrada de nada, solo de trabajo", pero que sí está encontrando "mucho cariño y apoyo" por parte de sus compañeros de partido.
"Donde quiero arrasar en las elecciones, ganándole a la derecha y al resto de partidos y que el PSOE vuelva a tener las noches electorales de victoria para mejorar la vida de las personas y para construir un nuevo tiempo en el PSOE, en el que se recupere lo que hemos sido siempre, alternativa de gobierno en España", ha explicado.
Tras ser preguntada sobre si no ganar en el número de avales supondría "un fracaso", Susana Díaz ha pedido esperar "porque quedan horas" para conocer la cifra final. Según ha precisado, en unas horas sabremos exactamente "el primer paso hacia la urna, que es el número de compañeros que se comprometen contigo, que responden por ti y que dan ese paso colectivamente en tu candidatura".
Ha dicho que no va a hacer ninguna "lectura del mapa" de los avales, en función de territorios, y que aspira a ser la secretaria general de todo el partido. "Durante la campaña he mantenido un trato exquisito con mis compañeros, no he dicho una mala palabra sobre nadie porque mis rivales no están dentro del PSOE", ha señalado Díaz, antes de apuntar que verá "con los mismos ojos a quien me haya apoyado y a quien no".
La dirigente socialista ha sostenido que si gana las primarias se rodeará de "los mejores", independientemente de si la han apoyado o no en estas primarias, "porque necesita a la gente con más talento para que el PSOE se levante cuanto antes". Así, ha recordado que cuando ganó la Secretaría General del PSOE de Sevilla contó con quien lideró otra lista, Antonio Gutiérrez Limones.
Díaz, que ha eludido contestar sobre si contará con Pedro Sánchez o Patxi López, ha dicho que no habla con el primero desde el último Comité Federal que celebró el partido. Si bien, con Patxi López coincidió durante el acto de homenaje que el PSOE ofreció a la exministra de Defensa Carme Chacón tras su fallecimiento.
Junto a ello, ha defendido la compatibilidad de la Secretaría General del PSOE y la Presidencia de la Junta, destacando que no es la primera vez que en este país un presidente autonómico aspira a ser secretario general o presidente de su partido, "pero ahora se cuestiona mucho más que en épocas atrás".
NO ACEPTARÁ "CHANTAJES" DE RAJOY
De otro lado, la dirigente socialista ha garantizado que no aceptará "ningún chantaje", en relación a un posible adelanto electoral si no se aprueban los Presupuestos Generales del Estado (PGE), al tiempo que ha manifestado que su partido ganará las próximas elecciones generales "las convoque cuando las convoque Rajoy".
Ha indicado que el PP "no nos va a pillar sin candidato, vamos a tenerlo en cuestión de días" y ha insistido en que no va a acceder a "ningún chantaje" y que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tendrá que "hacer algo más" para aprobar estas cuentas "que esconderse de los casos de corrupción y de advertir de un posible adelanto electoral".
Tras calificar de "infames" las cuentas del Gobierno, Díaz ha explicado que los PGE son "malos" porque "no contribuyen a la recuperación económica, no tienen proyecto de país, se despreocupan de las principales inversiones que necesita España y es una barbaridad que se disfracen los ingresos para tapar el agujero de la Seguridad Social".