Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Susana Díaz no quiere etiquetas en PSOE de "buenos y malos" ni permitirá que nadie enfrente a socialistas ni territorios

La candidata a la Secretaría General del PSOE y presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha expresado este jueves su rechazo a las "etiquetas" en su partido de socialistas "buenos y malos" y ha garantizado que si gana las primarias, no permitirá que nadie "enfrente" a socialistas ni territorios, porque la única bandera que tienen es la de la igualdad de todos los ciudadanos.
Durante su intervención en un mitin en Valencia dentro de su campaña de las primarias, donde ha estado acompañada por el secretario general del PSPV y presidente de la comunidad, Ximo Puig, Díaz ha señalado que quiere ser la secretaria general del PSOE, que es "lo mejor que le ha pasado a este país", para que "superemos la división y caminemos hacia la unidad y la fraternidad" y ha dicho que no va a permitir que se repartan "etiquetas" de socialistas "buenos y malos".
Ha indicado que también quiere liderar el PSOE para superar la derrota y abrir la puerta a las victorias electorales y del cambio en este país.
Susana Díaz ha expresado que no quiere que el PSOE se resigne, sino que vuelva a ser la alternativa de gobierno en España, defendiendo sus propias posiciones e historia y no imite las posiciones de otros partidos "porque somos el PSOE, 140 años al servicio de un país".
Según Susana Díaz, para que los ciudadanos confíen de nuevo en el PSOE, lo primero que "tenemos que darle al partido es unidad". Si es elegida secretaria general, ha garantizado que será "generosa" y tendrá humildad para buscar lo mejor del partido, hombres y mujeres de todas las edades, territorios y sensibilidades, para hacer grande al PSOE.
Ha señalado además que todo el mundo ha podido ver que durante su campaña nunca ha hablado mal de nadie ni le he faltado el respeto a ningún compañero, porque ella no quiere el voto "del insulto ni de los que insultan, sino el voto del respeto, de los que quieren a sus compañeros y quieren que el PSOE sea grande y refuerce la fraternidad".
"Quiero ser la secretaria general de todos los socialistas y daré ejemplo de que hay que respetar a todos los compañeros, de que nuestros rivales no están dentro del PSOE, sino que nuestros adversarios están fuera", ha señalado.
"No estamos para combatir a otros socialistas, sino para combatir las injusticias", según ha sentenciado la dirigente andaluza, que ha garantizado que trabajará desde el primer minuto "para reforzar la unidad y la fraternidad en el partido", al tiempo que ha reivindicado la izquierda útil a los ciudadanos y no "del espectáculo".
Asimismo, ha insistido en que a ella le gusta ganar y que ya no se va a justificar más por decirlo. Ha señalado que quiere ganar para dar respuesta a la gente más débil y vulnerable, "que necesita lo mejor de este país, que es el PSOE". Ha dicho que cuanto más "nos atacan Mariano Rajoy y Pablo Iglesias", más se convence de que están "en el camino correcto".
La dirigente andaluza también ha querido dejar claro que nadie va a "intimidar la voluntad libre de los socialistas" a la hora de votar el domingo, ni los "escraches" de Pablo Iglesias ni nadie. Susana Díaz ha defendido que el PSOE tiene credibilidad y los ciudadanos miran las primarias "con más intensidad que las elecciones generales" porque saben que estamos decidiendo su futuro.
Ha indicado además que ella no pide el voto por ser mujer, aunque le apasiona romper el techo de cristal de la Secretaría general y luego el techo "de hormigón" de la Presidencia del Gobierno.
Por su parte, Ximo Puig ha señalado que Susana Díaz al frente de la Secretaría General del PSOE es la "mejor garantía para los valencianos", porque siempre ha estado defendiéndolos y ayudándolos en sus reivindicaciones.
En su opinión, la izquierda no tiene que estar todos los días reivindicándose, no se trata de decir, sino de hacer y "nosotros lo estamos haciendo todos los días, sirviendo a los ciudadanos y no dedicándonos al espectáculo". "Somos un partido útil a la ciudadanía, de izquierdas sin tener que decirlo todos los días", ha indicado Puig, para quien hay que acabar con los debates "endogámicos".
Se ha mostrado convencido de que Susana Díaz como secretaria general hará un partido "abierto, no encerrado en sí mismo" y que será una opción mayoritaria, "no sectaria". "Susana Díaz representa lo mejor de nuestro partido, es auténtica, una persona de verdad", ha indicado
Susana Díaz también ha dedicado palabras de cariño a Ximo Puig, al que ha definido como un "gran socialista" y un hombre "honesto" que ha devuelto la "decencia" al Gobierno valenciano. Ha recordado que fue Carme Chacón la que los unió y se ha mostrado convencida de que su compañera, desde donde esté, mirará con alegría lo que ocurra el domingo en el PSOE.