Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Susana Díaz reúne a la Ejecutiva Regional del PSOE-A en plena crisis interna del partido

Susana Díaz, presidenta de la Junta de AndalucíaEFE

La secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, ha convocado sendas reuniones de la Comisión Ejecutiva Regional y del Comité Director, máximo órgano del partido entre congresos, en plena crisis Interna y un día después de que los críticos hayan presentado en Ferraz la dimisión de 17 miembros de la Comisión Ejecutiva Federal. El objetivo de los dimisionarios era precipitar la disolución de la Comisión y la caída del secretario general, Pedro Sánchez.

La división entre los socialistas se ha intensificado desde que Pedro Sánchez propuso este lunes celebrar ya el 39 Congreso del PSOE, convocando primarias el 23 de octubre, una posibilidad que fue rechazada por la líder andaluza, que defendió que primero es España y después los asuntos orgánicos.
Así las cosas, tras el anuncio de Sánchez, el pasado martes Susana Díaz al ser preguntada si está dispuesta a liderar el PSOE, aseguró que estará donde la pongan sus compañeros, "en la cabeza o en la cola".
Este mismo miércoles 17 críticos con Pedro Sánchez, entre ellos siete andaluces, presentaron en Ferraz, sede del PSOE, su dimisión como miembros de la Comisión Ejecutiva Federal del partido para intentar propiciar la salida del todavía secretario general.
Tras el gesto de los críticos, el secretario de Organización del PSOE, César Luena, aseguró que la dimisión de los 17 miembros de la Ejecutiva no disuelve este órgano de dirección del partido, al tiempo que anunció que este órgano se reunirá también este jueves, ya sin los miembros críticos, para convocar un Comité Federal que, según los Estatutos, es el encargado de convocar un Congreso Extraordinario.
Esto fue replicado momentos después por el andaluz Antonio Pradas, hasta ahora responsable de Política Federal del PSOE y quien acudió a Ferraz para entregar las firmas de los dimisionarios, para exigir la dimisión de la dirección encabezada por Pedro Sánchez porque entiende que la Ejecutiva esta disuelta tras la renuncia de 17 de sus miembros y que su obligación es cumplir la ley.