Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Supremo considera injustificado que una causa por tráfico de drogas se alargue seis años

Obliga al tribunal que condenó a los acusados a reducirles la pena por dilaciones indebidas
El Tribunal Supremo considera "injustificado" que una causa por tráfico de drogas por hechos que sucedieron en 2010 se haya prolongado durante más de seis años y, por ello, ha obligado a reducir la pena impuesta a dos condenados por venta de cocaína.
Según explica en una sentencia el alto tribunal, aprecia en este caso "dilaciones muy cualificadas" y precisa que lo sucedido en este caso, seguido por un juzgado de instrucción de Madrid, es "anómalo". Los acusados fueron juzgados y condenados en julio de 2011 pero el procedimiento se prolongó durante cinco años más por los recursos presentados ante el TS que ya ha anulado en dos ocasiones las resoluciones dictadas.
En la primera ocasión, se anuló una sentencia en la que se absolvía a los dos condenados por "incoherencias y contradicciones" entre los hechos y el fallo. A pesar de que redactar la nueva sentencia "no requería tramitación alguna", el tema se demoró casi dos años.
La nueva resolución fue de nuevo anulada al considerar que la argumentación de acusación era "irrazonable e ilógica" y ordenó que se celebrara de nuevo el juicio que ha dado lugar a la sentencia que ahora vuelve a anularse.
El caso implica a dos acusados que fueron sorprendidos con dos kilos de cocaína que escondían en un locutorio. Durante su detención, estaban acompañados de una menor que guardaba la droga en una mochila rosa que llevaba a la espalda.
"La causa era extremadamente sencilla: un solo hecho delictivo, dos acusados, un delito flagrante, una instrucción que sólo requería el análisis de la sustancia ocupada y unas declaraciones fáciles de obtener", dice el TS.
Por todo ello, el alto tribunal ordena que se dicte de nuevo la sentencia y que se aplique en ella a la condena de seis años de cárcel impuesta a los acusados, una atenuante de dilaciones indebidas muy cualificada.