Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La vicepresidenta no aclara si Rajoy conocía que Rato iba a ser detenido

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y la ministra de Empleo, Fátima BáñezEFE

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, no ha explicado si el presidente, Mariano Rajoy, conoció con antelación que el exvicepresidente del Ejecutivo, Rodrigo Rato, iba a ser detenido en el transcurso de una investigación seguida contra él por la Agencia Tributaria.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta ha sido preguntada por ello y también si la operación sobre Rato se hizo con autorización de Rajoy .
En su respuesta, Sáenz de Santamaría ha negado esta última parte y no ha respondido a la primera. "El Gobierno ni autoriza ni desautoriza ninguna actuación de la Agencia Tributaria, la Fiscalía y los tribunales, hasta ahí podíamos llegar. La ley se aplica para todos y los gobiernos están para cumplir la ley y hacer que se cumpla, no para tomar decisiones que son injerencias", ha sido su contestación.
La vicepresidenta ha dicho, en referencia a la filtración de la investigación a Rato y sobre los otros 715 investigados por la Agencia Tributaria por presunto blanqueo tras acogerse a la amnistía, que hay que respetar el "deber de confidencialidad que marca la norma". No obstante a señalado que si detrás de una regularización fiscal "hay una actividad que puede ser considerada delito lo investiga la Agencia Tributaria y actúan los tribunales si corresponde, con independencia de los nombres".
Sobre la aministía fiscal ha dicho que quienes se han acogido a ella han pagado una parte de los impuestos, un 10%, y la Agencia Tributaria puede comprobar los bienes declarados en función de su origen. La vicepresidenta ha aclarado que en el Congreso uso las palabras amnistía fiscal, que siempre ha negado el Gobierno, porque solo tiene 2,5 minutos "para hablar y para que se me entienda".