Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sindicatos piden a Zoido despolitizar la Policía y poner fin a los recortes en los cuerpos de seguridad

La mayoría de los sindicatos policiales han pedido al nuevo ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, que introduzca "criterios objetivos" y una mayor profesionalización en la elección de la cúpula policial. Tanto las organizaciones de este Cuerpo como de la Guardia Civil coinciden en reivindicar que se ponga fin a los recortes presupuestarios que merman el servicio prestado a los ciudadanos.
Los sindicatos esperan que se aborde una nueva etapa en la Policía sin escándalos y acusaciones por la excesiva politización de sus mandos. La etapa del ministro Jorge Fernández Díaz se ha cerrado con la reprobación de la oposición y la apertura de una comisión de investigación en el Congreso.
Las dos organizaciones mayoritarias en la Policía y la Guardia Civil, el Sindicato Unificado de la Policía (SUP) y la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC), respectivamente, han abogado por que sean relevados de sus puestos los máximos representantes de ambos cuerpos, Ignacio Cosidó y Arsenio Fernández de Mesa.
La AUGC, que ha renovado recientemente su cúpula directiva bajo el liderazgo de Alberto Moya, reclama además que se ponga fin a la aplicación del código militar, permitiendo la sindicación para que los guardias civiles puedan defender sus derechos como trabajadores públicos. "Un sindicato responsable adecuado a nuestra naturaleza, pero que asegure un modelo de seguridad moderno y flexible", defienden.
Las organizaciones que representan a policías y guardias civiles han deseado suerte a Zoido, a quien reclaman diálogo porque, subrayan, la prioridad para ellos pasa por dotar a ambos cuerpos de más medios y efectivos, entre otras reivindicaciones entre las que incluyen la conciliación familiar o la recuperación del poder adquisitivo.