Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez Silva cree que el auto de liberación de Blesa está lleno de "paradojas" y "dudas"

El juez del caso Blesa denuncia presiones e injerenciasEFE

El juez Elpidio José Silva asegura en el auto por el que pone en libertad al expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa que "debe acatarse" la nulidad del caso decretada por la Audiencia Provincial de Madrid pese a que alberga "dudas" sobre su alcance por las "ambigüedades y paradojas" de esa resolución.

El titular del Juzgado de Instrucción número 9 expone las "dudas" sobre si la nulidad del proceso del crédito de 26,6 millones de euros concedido al ex presidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán se extiende también a la pieza separada relativa a la compra del City National Bank de Florida, por la que Blesa está en prisión. Y si es así, no comprende por qué la Audiencia no acordó este miércoles la inmediata libertad del banquero.
"Recayendo tales dudas no suficientemente explicitadas sobre el alcance de las resoluciones dictadas por la Sección 30 de la Audiencia Provincial de Madrid, procede la inmediata libertad del imputado. Y ello porque, desde luego, no cabe sostener medida cautelar de privación de libertad ante tales ambigüedades o paradojas, las cuales, en cualquier caso, deberán interpretarse a favor del imputado", argumenta.
En el auto en el que estima la petición de libertad planteada esta misma mañana por la Fiscalía y la defensa de Blesa, el magistrado revoca el auto de prisión dictado el pasado 5 de junio, dejándolo sin efecto y decretando su libertad, "previa fijación de domicilio, debiéndose notificar cualquier cambio a este Juzgado".
El juez también se refiere a los correos electrónicos del imputado al destacar que se trata de correos "corporativos" pertenecientes a la entidad financiera. "No queda claro a qué correos se refiere la Audiencia por cuanto los correos corporativos es doctrina pacífica que pertenecen a la entidad de que se trate", advierte.
La Audiencia de Madrid acusó al juez Silva de interferir de forma "indiscriminada" en el derecho a la intimidad y al secreto de las comunicaciones del ex presidente de Caja Madrid Miguel Blesa y del ex jefe de la patronal Gerardo Díaz Ferrán al solicitar sus correos electrónicos y el contenido de los e-mails que hubieran recibido o remitido.
Resolución "genérica" de la Audiencia
El juez Silva expone al inicio de su resolución que solo tiene conocimiento de lo acordado por la Sección 30 de la Audiencia Provincial por las resoluciones aportadas por el Ministerio Fiscal relativas al préstamo al que fuera jefe de la patronal. Precisamente sobre esta causa, recuerda que no puede conocer las diligencias al estarse tramitando su recusación.
A su juicio, resulta "paradójico" que el Ministerio Público traslade a este instructor unas resoluciones sobre las cuales no debe intervenir hasta que se resuelva el incidente de recusación planteado por la defensa de Blesa.
Respecto al auto en el que se declara la nulidad de la reapertura de la causa del crédito, el juez reitera que, ante todo, "debe acatarse lo resuelto". "Ahora bien, el problema es cuando caben dudas sobre el alcance de lo resuelto. La Audiencia anula 'todo' lo actuado en términos sumamente genéricos", expone.
En su opinión, caben dos posibilidades. Si se parte de la premisa de que la anulación de la causa original referida al crédito anula las diligencias sobre el banco de Miami, no comprende por qué la Audiencia Provincial no ordenara que Blesa saliera ayer mismo a la calle.
Aunque también cabe, dice, la posibilidad de que la Sección 30 no haya puesto en libertad a Blesa "sencillamente" porque entienda que la presente causa no se halla viciada de nulidad. "Pero si es así debería haber salvado esta causa con alguna fundamentación expresa al efecto", precisa.
Recusación
En el caso de que se anulen todas las actuaciones, entiende que la Audiencia también debería haber hecho lo propio con la pieza de recusación que tramita la Sección 29 de la Audiencia Provincial de Madrid. "Ahora bien, tampoco le queda claro a este juzgador tal extensión tan desmesurada de la nulidad porque quizá exceda de lo suscitado en los recursos correspondientes y no es deseable dejar de dilucidar si concurre o no enemistad manifiesta entre el juzgador y Blesa", remacha.
Si se reabriera esta causa, remarca que "subsistiría la cuestión de la posible enemistad por esclarecer, contaminando de nuevo directa o indirectamente el trámite procesal".
El juez Silva acordó en noviembre pasado reabrir las actuaciones que se incoaron después de que Manos Limpias presentara una querella contra Blesa y Díaz Ferrán que el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu rechazó acumular a la causa abierta por la fusión y salida a Bolsa de Bankia. Imputa a ambos delitos societarios y falsedad documental.
Manos Limpias acusa al que fuera presidente de Caja Madrid de conceder un crédito doloso por importe de 26,6 millones de euros a Díaz Ferrán en el que figuraba como "garantía un 'holding' empresarial que se encontraba en quiebra".
El juez Fernando Andreu rechazó la admisión a trámite de este asunto argumentado que el sindicato presentaba los hechos que serían objeto de investigación "de una forma muy genérica y sin ninguna concreción", pretendiendo la ampliación del procedimiento "a cuestiones que no le son conexas, ni objetiva ni subjetivamente".