Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sigue la causa por sustracción de menores contra la expareja del joven Domingo Expósito, asesinado en Argentina

El Juzgado de Instrucción número 3 de Fuengirola (Málaga) ha acordado seguir la causa por el trámite de procedimiento abreviado por un delito de sustracción de menores contra la expareja del joven Domingo Expósito, asesinado en 2014 en Argentina. La mujer fue condenada a siete años de prisión en dicho país en relación con la muerte del hombre.
El joven de Fuengirola fue asesinado en junio de dicho año en Argentina, días antes de que viajara de regreso a España con su hija de seis años de la que había conseguido la custodia. La madre de éste presentó una denuncia contra la expareja por secuestro internacional.
Ahora, la jueza que ha llevado el caso señala en un auto que "practicadas las diligencias esenciales encaminadas a determinar la naturaleza y circunstancias del hecho, las personas que en él han participado y el órgano competente, resulta que los hechos de este procedimiento pudieran constituir un delito de sustracción de menores".
Asimismo, en la resolución se apunta a que "existen motivos para atribuir su perpetración a la investigada", en este caso la expareja y madre de la niña.
El letrado Manuel Huertas, que representa a la familia de Expósito, ha expresado la "satisfacción" de los familiares y ha adelantado que la acusación que presente en su momento "será la más severa que permite el Código Penal, con cuatro años de cárcel por la sustracción internacional de la menor y la privación por diez años del ejercicio de la patria potestad".
Además, ha apuntado que el procedimiento en solicitud de la guarda y custodia de la menor en España para los abuelos paternos "sigue su curso".
En la denuncia se argumentó la sustracción internacional de menores aludiendo a que la madre se llevó a la niña de territorio español sin conocimiento ni autorización del padre y sin ningún permiso judicial para ello.