Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Mesa del Senado rechaza relevar a Imbroda al frente de la comisión de CCAA, como pedía ERC y PDeCAT

ERC estudiará otras iniciativas para conseguir el cese de Imbroda por haber llamado "piraos" a los independentistas catalanes
La Mesa del Senado ha rechazado este martes la petición de ERC y PDeCAT para que la Cámara Alta releve a Juan José Imbroda de la Presidencia de la Comisión General de Comunidades Autónomas por haber llamado "piraos" a los independentistas catalanes y por agregar, cuando fue criticado por ello, que quizá debió hablar de "desviados", para ser "más fino".
En rueda de prensa, el vicepresidente del Senado, Pedro Sanz, ha argumentado que el Reglamento no contempla ninguna norma relacionada con la apertura de un procedimiento contra una persona "que ha sido elegida en una Comisión o en Pleno".
Así, Sanz ha apuntado que ERC y PDeCAT deberán "buscar otros procedimientos" para solicitar el cese del también presidente de Melilla. "La Mesa ha estudiado el escrito y el Reglamento de la Cámara y no hemos encontrado ningún artículo ni norma a la que podamos acogernos para abrir ningún procedimiento que pueda llevar a plantear alguna cuestión que contribuya a dar satisfacción a la petición que hacía ERC", ha sentenciado.
Ante el rechazo, el portavoz adjunto de ERC en el Senado, Joaquim Ayats, ha afirmado que desde su grupo parlamentario estudiarán "qué iniciativas más" pueden llevar a caso para conseguir el relevo de Imbroda en dicha comisión.
A su juicio, la Comisión General de Comunidades Autónomas "tendría que garantizar la neutralidad y organizar el debate de forma no tendenciosa o, como mínimo, que no sea evidente que toma partido".
Ayats sostiene que este órgano no puede estar presidido por una persona que con esas declaraciones "ha ofendido a la mayoría del Parlamento de Cataluña, a su Gobierno y a los cerca de dos millones de catalanes" que se han declarado independentistas. Por ello, ha insistido en la necesidad de "tomar medidas" contra Imbroda y de "corregir" su actitud.
Imbroda lanzó un mensaje en su cuenta en Twitter en el que tachaba a los independentistas catalanes de "piraos", aseguraba que son una "pesadez" e "insufribles" y expresaba su hartazgo con la deriva nacionalista al pronosticar que están realizando "un viaje a ninguna parte". El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, lo calificó en la misma red social de falta de respeto hacia la democracia y un insulto "a dos millones de catalanes".
Unos días después, el senador y presidente de Melilla añadía que quizá debió ser "más fino" al elegir las palabras y hablar de "desviados" en lugar de "piraos" en referencia a los independentistas, e insistió en que "son muy pesados" y que "hacen el ridículo" cuando, como Puigdemont, viajan al extranjero en busca de apoyos.