Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sánchez promete continuidad en el Grupo Socialista hasta el congreso de junio y no cambiará más portavoces

El líder traslada un mensaje de tranquilidad y anima a pasar página de los meses de enfrentamiento interno en el PSOE
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se ha reunido este viernes con la dirección del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados, a la que ha garantizado continuidad hasta el 39 Congreso Federal del partido de los días 16 a 18 de junio del que saldrá una nueva dirección política.
El líder socialista ha trasladado un mensaje de tranquilidad al Grupo Socialista, al que ha animado a seguir trabajando y a pasar página de los episodios de enfrentamientos en el seno del partido desde el bronco Comité Federal del 1 de octubre, han informado a Europa Press asistentes a la reunión.
El encuentro de más de dos horas de Sánchez con los máximos responsables del Grupo ha servido para informar en detalle al nuevo líder del partido del estado de los principales asuntos que mantienen ocupados a los parlamentarios socialistas, como el próximo Pleno del lunes en torno al proyecto de Presupuestos Generales del Estado, han informado a Europa Press asistentes a la reunión.
En esa sesión plenaria irán desfilando uno a uno los ministros del Gobierno de Rajoy y, en principio, serán los portavoces de cada área los encargados de interpelar a los ministros, sin que haya ningún cambio de titulares.
"TODO VA A SEGUIR IGUAL"
"Todo va a seguir igual", aclaran las fuentes consultadas, que han confirmado que el secretario general del Grupo Parlamentario seguirá siendo Miguel Angel Heredia, pese a que los 'sanchistas' pidieron su cese antes de la campaña de primarias por sus descalificaciones a compañeras del grupo y por dar por hecho que Sánchez había pactado con los independentistas catalanes para ser investido presidente.
El único cambio que habrá en el Grupo Socialista será la sustitución de Antonio Hernando como portavoz por el diputado José Luis Ábalos, que ya formaba parte de la dirección junto a Heredia, Isabel Rodríguez, Meritxell Batet (PSC), Soledad Pérez Domínguez y Pedro Muñoz.
No obstante, Hernando ha aceptado la petición de Pedro Sánchez para que se mantenga en la dirección del Grupo con el objetivo de facilitar la transición. De hecho, a la reunión de la Junta de Portavoces del Congreso del lunes acudirán Ábalos, Hernando, Heredia e Isabel Rodríguez.
PENDIENTE LA POSICIÓN SOBRE LA MOCIÓN DE CENSURA
La dirección del Grupo Socialista no ha estudiado en esta reunión cuál debe ser el sentido del voto de los diputados socialistas en el debate de la moción de censura presentada por Podemos contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Los socialistas consideran que lo más inteligente por parte de Podemos sería retirarla, puesto que no tiene visos de prosperar.
En caso de que la formación 'morada' decida mantenerla, los socialistas se mueven entre el 'no' y la abstención, pero ya han dicho claramente que en ningún caso la apoyarán, entre otras cosas porque Pablo Iglesias "no es presidenciable". Y es que la aprobación de la moción de censura llevaría a sustituir a Rajoy por el candidato alternativo, en este caso Iglesias.
Ninguno de los asistentes a esta reunión ha preguntado a Sánchez por su intención de llevar al Congreso Federal del PSOE la defensa de una reforma constitucional que profundice en la plurinacionalidad de España, siempre respetando el artículo 2 de la Constitución que establece que la soberanía nacional reside en el pueblo español.
Según los asistentes consultados, este tipo de reuniones de la dirección del Grupo Parlamentario se limitan a las cuestiones que competen al grupo y no se prestan a abrir debates que no tengan que ver con la agenda del encuentro.
Sánchez ha vuelto a pisar este viernes el Congreso de los Diputados por primera vez desde el pasado 29 de octubre, cuando renunció a su acta para no verse obligado a votar en el debate de investidura que hizo presidente del Gobierno a Mariano Rajoy, gracias a la abstención del Grupo Socialista.