Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sánchez le comunica a Rajoy que piensa abrir un diálogo con otras fuerzas y el presidente insiste: gran coalición

El presidente del PP, Mariano Rajoy, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, han mantenido una conversación esta mañana en la que el dirigente socialista le ha comunicado al presidente en funciones su intención de abrir un diálogo con el resto de fuerzas políticas "para buscar una solución al bloqueo", mientras que Rajoy ha insistido en que esa solución es la gran coalición entre sus respectivos partidos. Ambos han quedado en seguir hablando.
Según ha informado fuentes del PSOE, la charla ha transcurrido en un tono distendido y ha servido también para que Rajoy informe a Sánchez del desarrollo de la reunión del G-20, a la que asiste en China.
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, anunció ayer su intención de iniciar este mismo martes con Rajoy una ronda de contactos para sondear la situación tras la investidura fallida del líder del PP. Según fuentes socialistas, esa primera charla se ha producido esta mañana, ha durado unos diez minutos y ha sido "cordial".
Esas mismas fuentes explican que el dirigente socialista le ha reiterado al candidato del PP que el PSOE se mantiene en contra de su investidura y le ha anunciado que abre una ronda de contactos con el resto de partidos "para buscar una solución al bloqueo actual". La Ejecutiva socialista decidió ayer excluir únicamente de esos contactos a Bildu.
Y Mariano Rajoy, por su parte, le ha vuelto a explicar a Pedro Sánchez que sigue apostando por una gran coalición entre 'populares' y socialistas, que podría contar también con Ciudadanos, para que el nuevo gobierno tenga una mayoría parlamentaria que le permita aprobar leyes y tomar medidas.
Es la primera conversación entre los dos dirigentes después de la reunión que mantuvieron en el Congreso en vísperas del debate de investidura. Pedro Sánchez calificó de "prescindible" aquel encuentro, en el que le insistió a Rajoy que no iba a contar con la abstención de los socialistas en su investidura.