Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE dividido en cuanto a la continuidad de Rajoy al frente del gobierno

Cuenta atrás para las primarias socialistas con la vista puesta en la corrupción del PP. Sánchez exige a Rajoy que dimita y le acusa de perseguir a los fiscales, en vez de a la corrupción. Díaz es más comedida al decir que el PSOE quitará a Rajoy "cuando toque". Ninguna de los dos respalda la moción de censura, un "teatrillo" para Díaz. Para Sánchez medida que podría haberse evitado hace un año.