Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sánchez : el PSOE sólo compite con el PP y se compromete a combatirlo con las "fuerzas del cambio"

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha subrayado que el PSOE sólo compite con el PP, cuya derrota es el "objetivo" de los socialistas, y se ha comprometido a desmantelar desde el Congreso con las "fuerzas del cambio" las políticas y las leyes puestas en marcha por los gobiernos de Mariano Rajoy.

En el mitin de cierre del 39 Congreso del PSOE, Sánchez ha comenzado dirigiéndose a quienes participaron en el 15-M, a los que ha dicho que la demanda de regeneración que hicieron será satisfecha por los socialistas y que son estos los que sí les representan. Pero también les ha dicho que el PSOE es la izquierda de gobierno, que hace las cosas "de manera seria y serena".
Pedro Sánchez ha defendido que una mayoría parlamentaria cambie el gobierno, pero ha admitido que con Ciudadanos y Podemos ahora no es posible porque se vetan mutuamente. Hasta que se dé otra mayoría, a través de las urnas, se ha comprometido a crear en el Congreso en las próximas semanas un espacio de coordinación parlamentaria con el resto de fuerzas "para empezar a desmantelar la acción del PP".
"Nación de naciones"
Sánchez ha explicado que apuesta por una España definida como "nación de naciones con una única soberanía" y como un proyecto compartido en el que se "fortalezca" el autogobierno catalán y se reconozca la "identidad nacional de Cataluña dentro del ordenamiento constitucional".

Sánchez ha dedicado una parte de su discurso al problema catalán y ha asegurado que el PSOE apuesta por una vía posible y que se abre entre el independentismo y el 'neocentralismo' del PP. Se resume en estar "a favor de España y a favor del catalanismo": la primera definida como nación de naciones y el segundo, como "sentimiento cívico", "transversal", de "amor por la tierra" y defensa de la cultura e historia propias.

Ha subrayado que el PSOE rechaza el referéndum de secesión que quiere convocar la Generalitat de Cataluña y el independentismo, que señala que el pacto constitucional de 1978 fue un "engaño", aunque admite que tiene "fuerte arraigo social y político". Y también rechaza el PSOE la respuesta 'neocentralista' que ofrece a su juicio el PP, que entiende que el autonomismo ha debilitado el Estado.

Son dos visiones excluyentes que se "retroalimentan" y que son defendidas además por dos gobiernos, ha apuntado, cuyos partidos están investigados por jueces y fiscales "por mordidas del 3 por ciento y del 5 por ciento". "Pretenden monopolizar el debate como si no hubiera alternativa, pero la hay", ha dicho Pedro Sánchez, "un espacio amplio".

"España es un proyecto compartido, que defiende el autogobierno y el reconocimiento de la identidad nacional de Cataluña dentro del ordenamiento constitucional. Es el espacio que queremos abrir los socialistas", ha añadido.
La reforma federal

Pedro Sánchez ha subrayado que España no es la de hace 40 años y necesita esa reforma constitucional para afrontar el problema catalán. Los cambios pasan por mantener que España es un "único Estado" con una "única soberanía" de todo el pueblo español, y que es también una "nación de naciones", en expresión de Gregorio Peces Barba, uno de los redactores de la Constitución, ha explicado.

La reforma de la Carta Magna tiene que servir, ha insistido, para "culminar su estructura federal y reconocer mejor en su articulado el carácter plurinacional" y ha subrayado que los cambios son posibles porque España no es inmovilista, "no es ni Rajoy ni el PP". "No es anticatalana, sino plural y diversa. Y España quiere a Cataluña", ha proclamado.