Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sánchez vio a Mas "enrocado en sus posiciones" a favor de la consulta soberanista

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha admitido que vio al presidente de la Generalitat, Artur Mas, "enrocado en sus posiciones" a favor de la consulta soberanista del 9 de noviembre, y ha afirmado también que no le consta que el jefe del Gobierno central, Mariano Rajoy, tenga intención de iniciar una reforma de la Constitución una vez que pase esa fecha.

Sánchez ha subrayado que "sigue en pie" su oferta a Artur Mas para negociar todos una reforma constitucional que resuelva el problema territorial. "Le dije que debíamos subrayar las cosas que nos unen, que nos quedan por hacer juntos", ha dicho.
Y ha insistido en que los socialistas no son "equidistantes" entre los partidarios y los detractores del referéndum independentista, porque "no se puede hacer una consulta de una parte". "Con la soberanía nacional no se juega, y si hay que consultar sobre la convivencia común tiene que ser el conjunto de España quien lo decida", ha remachado.
Sánchez ha dejado claro que en ese punto fundamental están de acuerdo el PSOE y el PSC, aunque tengan diferencias en otros. Así, ha admitido su  discrepancia con el hecho de que los socialistas catalanes vayan a apoyar la aprobación de la Ley de Consultas en el Parlamento catalán, en la que Mas piensa apoyarse para convocar el referéndum.
Sin embargo, ha hecho hincapié en que, para los socialistas catalanes, la Ley de Consultas no da amparo legal a la convocatoria de un referéndum independentista, porque éste "trasciende las paredes" del Estatuto catalán y de la Constitución.
Caso Pujol
El secretario general del PSOE también se ha referido al caso de Jordi Pujol. Cree que la Fiscalía "está tardando" en actuar de oficio contra el expresidente de la Generalitat, sobre todo si las sospechas contra él son "tan graves" como dijo el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.
Sánchez ha destacado que Montoro dirigió acusaciones muy graves contra Jordi Pujol en sede parlamentaria, así que cree que "hay suficientes pruebas para que actúe de oficio el fiscal".
El líder socialista ha reconocido, en una entrevista en la Ser, que habló del "escándalo Pujol" con el presidente de la Generalitat, Artur Mas, en su reunión del miércoles en Barcelona, y ha reiterado que le dejó claro que, a su juicio, es conveniente abrir una comisión de investigación parlamentaria para aclararlo.