Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sànchez (ANC) llama a anotar en la agenda la movilización por el juicio de Mas por el 9N

Afirma que la operación diálogo del Gobierno ha sido "una operación de marketing fallida"
El presidente de la ANC, Jordi Sànchez, ha pedido a los ciudadanos que quieran respaldar al expresidente del Govern Artur Mas el día de su juicio que se apunten en la agenda el 6 de febrero porque la entidad soberanista prepara acciones y una gran movilización de apoyo.
"Hacemos un llamamiento a la ciudadanía a que el día 6 tenga en su agenda la movilización que convocaremos", ha dicho Sànchez en una entrevista de Europa Press consciente de que la fecha de inicio del juicio cae en lunes, pero seguro de que el juicio de Mas por el proceso participativo del 9N movilizará a muchos ciudadanos.
La ANC pretende que la respuesta en la calle sea "masiva e importante", aunque asegura que todavía se están cerrando los detalles técnicos de las acciones que llevarán a cabo.
Según Sànchez, se juzga a Mas por haber dado voz a los ciudadanos, por lo que es "una de las aberraciones con perspectiva democrática más grande que se puedan dar en Europa", y alerta de que la investigación abierta contra la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, podría acelerarse.
"El Estado aboca a una confrontación jurídica. Es un terreno absolutamente equivocado y es el momento de defender desde la calle nuestras instituciones. Los miles de ciudadanos que hemos impulsado el proceso y la Assemblea no estaremos pasivos", avisa.
Por eso, incide en mantener el compromiso con el expresidente y las instituciones catalanas para mostrar al mundo "la absurdidad de la vía del supuesto diálogo que el Estado está ofreciendo".
Además, advierte de que, "si el Estado no deja otra solución, la gente está preparada para jugar una carta de movilización y resistencia civil, no violenta, pacífica y en la calle", porque no están dispuestos a aceptar que un congreso, un gobierno o un tribunal actúe, sentencie y quiera silenciar el fundamento democrático de su planteamiento, según él.
"FRACASO" DEL DIÁLOGO
Preguntado por la operación diálogo del Gobierno central para retomar las relaciones con la Generalitat y las instituciones catalanas ha sido tajante: "Ha sido una operación de marketing fallida".
"Ha sido un fracaso absoluto desde su lanzamiento", ha sentenciado Sànchez que considera que esa operación se resume en una visita de la vicepresidenta del Gobierno en la inauguración de su despacho en la Delegación del Gobierno, en una cena privada y en sendas entrevistas con los líderes de C's y PSC, Inés Arrimadas y Miquel Iceta.
El presidente de la ANC insiste en que, "desde 2010, el Estado no ha hecho ningún gesto ni mensaje inteligente ni inteligible, honesto, sobre diálogo".
Frente a esa actitud, que tacha de prepotente, ha contrastado la de las instituciones catalanas, que mantienen "una oferta de referéndum acordado y de diálogo honesto, permanente y que no caduca nunca".
"Otra cosa es que se esté esperando eternamente la decisión del Estado español. Con el horizonte de septiembre como máximo, la maquinaria de convocatoria no tendría que parar. Si el Estado continua desaparecido, el Parlament tendrá que tomar decisiones con el compromiso del horizonte de septiembre", ha avisado.
ENRIC MILLO
Pese a que al inicio de la operación diálogo, el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, anunció su intención de reunirse con las entidades soberanistas, Sànchez asegura que no lo ha hecho: "Aquello formaba parte de la operación de marketing de los primeros días".
Preguntado por si tienen previsto pedirle a Millo una reunión, ha rechazado que vayan a hacerlo: "No tenemos por qué, más allá de una relación personal de aprecio y respeto, porque, hasta donde yo sé, no tiene en sus competencias ninguna atribución para poder desencallar los problemas que hay sobre la mesa".